CleancoCleanco

La Importancia de la Limpieza en todos los entornos

Como todos sabemos, la actividad de la limpieza es una acción de las más importantes e imprescindibles que puedan realizarse en todos los espacios que habitamos, sean del tipo que sean y en cualquier ámbito al que nos podamos referir, doméstico, laboral, público, es esencial para la buena salud de las personas. En todas las partes del mundo las organizaciones para la salud consideran que el mantener ambientes limpios e higiénicos en cualquier tipo de establecimiento de una manera permanente es uno de los elementos más importantes y esenciales para la salud de las personas que los habitan. La limpieza es la primera acción que nos puede asegurar el evitar la presencia de bacterias, parásitos y virus que puedan ser contaminantes para las personas, así como la acumulación de cualquier tipo de suciedad o basura.

De ahí que las empresas de limpieza sean tan importantes como la misma acción de limpieza. La limpieza en sí comprende muchas y variadas acciones que en la mayoría de veces requieren cierto conocimiento para determinados objetos o espacios particulares. La empresa de limpieza procura higiene, bienestar, es necesaria y útil a la sociedad.

Es evidente que, en todo establecimiento, local, casa o cualquier entorno que habitemos, la limpieza, tratamientos específicos de las superficies, mantenimiento, renovación, son condiciones más que imprescindibles para garantizar el buen funcionamiento de los mismos y conservar a largo plazo el valor de las estructuras, maquinaria y equipos de todos los edificios e instalaciones. Mantener el establecimiento en perfectas condiciones de limpieza es fundamental para una vida sana, no sólo a nivel físico, sino también a nivel psíquico ya que los beneficios que puede aportar un establecimiento con una perfecta limpieza son más de los que podríamos enumerar, los cuales, de manera directa, afectan a la vida emocional de las personas mucho más de lo que creemos, cosa a la cual muchas veces no damos la importancia que deberíamos por cuestiones casi siempre económicas, afectando esto tanto en las relaciones internas de bienestar como en la forma de relacionarnos con los demás.

La limpieza no sólo es importante para la salud de las personas, para evitar el contagio de enfermedades o alergias, la limpieza es imprescindible para que toda la infraestructura que nos rodea sea más duradera y que al mantenerse limpia funcione mejor, ya que unas infraestructuras que no se mantienen en perfecto estado de limpieza pierden rápidamente sus funciones originales.

En todos los ambientes laborales, en todos sin importar su tipología, una limpieza profesional y adecuada es de suma importancia, ya que el hecho de mantener todas las zonas perfectamente limpias, proporciona una mayor productividad de las personas que habitan en dicho ambiente laboral, repercute en una considerable reducción de accidentes, proporciona un mayor confort a todos los trabajadores y, es evidente, una mejor imagen de empresa.

Está claro que la limpieza y mantenimiento en nuestra sociedad es el equivalente a Calidad de Vida, Higiene, buena Conservación de los Materiales, un Factor Ambiente más Agradable, la limpieza y mantenimiento se han hecho imprescindibles, pero en ambientes laborales es mejor contar siempre con empresas especializadas para realizar estas labores, la limpieza debe realizarse con cuidado y atención debido a que los productos que para ello se utilizan muchas veces son químicos y por tanto pueden generar lesiones o problemas a las personas e infraestructura si no estos no son usados de la manera adecuada. Es por ello que realizar dicha labor a través de una empresa de limpieza profesional proporciona valor añadido a su establecimiento.

Una empresa de limpieza especializada no sólo consta de una simple comercial para venderse mejor, debe de reportarle formación y conocimiento profesional sobre las técnicas de limpieza que mejor se adapten a sus necesidades, los productos menos agresivos y adecuados, un personal involucrado y una buena supervisión del resultado global para para garantizarle una eficacia y productividad para conseguir su objetivo, el cuidado del entorno donde las personas vivimos o trabajamos, el cuidado para la sanidad e higiene en inmuebles, aparatos o procesos de producción. No todas las superficies o establecimiento necesitan el mismo grado de limpieza, la empresa de limpieza debe de proporcionarle el servicio que más se adapte a sus necesidades. La misión de una empresa de limpieza profesional es la de poner sus comerciales, supervisores, personal formado, métodos, máquinas, utensilios y productos profesionales a su disposición para ayudarle a conseguir sus objetivos.

Algo tan importante para su empresa como la limpieza en sí misma, es saber el qué, cómo y cuándo vamos a realizar algo tan importante como la limpieza en nuestro establecimiento. En este punto es dónde es de vital importancia que dispongamos de un buen Plan de Limpieza, independientemente del tipo de establecimiento, grande o pequeño, privado o público, da lo mismo, es muy fácil entender la importancia del saber el qué, cómo y cuándo vamos a hacer cada cosa en nuestro establecimiento.

La limpieza de su establecimiento u organización es un factor que Usted valora cada vez más para mantener un entorno de trabajo saludable aportando bienestar a las personas que en el habitan, para Usted es de vital importancia el tener un entorno saludable y este objetivo no se consigue si no se dispone de unos planes de higiene generales y especiales para diferentes espacios. Estos planes varían dependiendo del tipo de establecimiento y sus necesidades, las cuales no son las mismas en un hospital que en unas oficinas, es evidente, pero en ambos casos tienen el mismo objetivo, el mantenimiento de índices apropiados de limpieza e higiene para contribuir a la salud de las personas, evitar que se contagien enfermedades, virus y bacterias que crecen fácilmente cuando no hay una adecuada limpieza en el lugar. El simple hecho de disponer de personal para que se ocupe de las labores de limpieza no es suficiente para garantizarle la consecución de su objetivo, su organización necesita especialmente la implantación de planes de higiene y limpieza.

Un Plan de Limpieza, higiene y desinfección agrupa el conjunto de operaciones a realizar en su organización que tienen como finalidad eliminar la suciedad y mantener controlada bajo mínimos la carga microbiana. La limpieza y desinfección debe actuar sobre las diferentes superficies de trabajo, así como utensilios, equipos, suelos, paredes y techos y a la hora de desarrollarse, estos deben de considerar tres importantes aspectos:

Qué vamos a limpiar, teniendo en cuenta el tipo de superficie y sus características ya que no es lo mismo limpiar una silla textil en una oficina que la mesa de la misma. Es muy importante determinar todas las superficies serán objeto de la limpieza, incluidas las que se encuentran en posición vertical, así como techos, estanterías y luminarias.

Cómo vamos a limpiar, teniendo en cuenta el tipo de suciedad sobre la vamos a actuar, el producto se utiliza en cada caso y qué tipo de utensilio o maquinaria es el más adecuado, así como definir los procesos de limpieza más adecuados para cada ocasión.

Y Cuándo vamos a realizar la labor de limpieza, o sea, el tiempo y la frecuencia con la que se realizan las actividades ya qué si este aspecto no se tiene en cuenta, si se distancian en exceso las frecuencias de limpieza, pueden detectarse ciertos residuos que originen un crecimiento de microorganismos o compuestos tóxicos que son más difíciles de extraer y eliminar. El cuándo vamos a limpiar viene determinado por el nivel de nivel de limpieza requerido en cada zona, de su uso o riesgo de infección.

Todo plan de limpieza, independientemente de quién es la persona encargada de su ejecución, debe de tener una persona responsable de su comprobación, la cual no debe ser la persona responsable de su ejecución en ningún caso. El plan de limpieza dentro de su organización debe de cumplir los diferentes requerimientos normativos que puedan afectar a los diferentes niveles de limpieza y desinfección que en su organización sea requerida.

Tipos de Falsos Techos, su Mantenimiento y Limpieza

Los Falsos Techos Técnicos Registrables y su Mantenimiento;
Concebidos inicialmente ante la necesidad de soluciones económicas y de optimización de espacios, los falsos techos o techos registrables son cada vez más demandados y utilizados en las estructuras actuales, ya sea en nueva construcción o reformas.
Normalmente construidos a una cierta distancia del forjado, los falsos techos sirven de cubierta para tapar todo tipo de instalación que discurre a la vista, también usados sobre techos continuos de antigua construcción para bajar alturas en construcciones muy elevadas o con fines de diseño o de decoración.
Los falsos techos, techos técnicos, techos registrables, se construyen habitualmente mediante piezas prefabricadas, generalmente de aluminio, acero, PVC o escayola, que se sitúan superpuestas a una cierta distancia del forjado o cielo raso original soportadas por fijaciones metálicas o de caña y estopa, formando un especio libre continuo entre ambos, denominado plenum, lo que permite el paso de instalaciones. Ello crea un sistema de perfilería metálica, que es el que permite crear un entramado sobre el cual descansan las placas. Esta estructura metálica puede variar en dimensiones y colores y constituirse como perfil visto, semi-oculto y oculto, siendo el aluminio uno de los materiales más usados al ser un material ligero, económico y ecológico (es el metal más abundante en la corteza terrestre y su manipulado a partir de menas es sustancialmente más económico que el de cualquier otro metal), aparte de seguro y aséptico al utilizarse incluso en la industria alimentaria y sanitaria.

Tipos de Falsos Techos:
En cuanto a los tipos de falsos techos, por lo que a su instalación se refiere, existen dos tipos de falsos techos, los falsos techos desmontables y el falso techo continuo, siendo el falso techo desmontable el más usado por su funcionalidad ya que el uso de placas resulta muy fácil a la hora de montar y desmontar, facilitando el cambio de las mismas ante un posible deterioro o el arreglo y mejoras en las instalaciones superiores.
El falso techo continuo está generalmente realizado en escayola o con placas de yeso laminado y se instala de una manera diferente dado que sus placas suelen asentarse sobre una estructura formada por montantes y el carácter de continuidad de dicho techo se garantiza mediante el uso de cintas y pastas que permiten fortalecer la unión de las placas.
Las características y beneficios de los distintos tipos de falsos techos desmontables son:
√ Ofrecen aislamiento acústico, garantizando diferentes tipos de absorción acústica que se adapte al uso o necesidad de cada establecimiento, ya sea para evitar que los ruidos que se generan dentro de la oficina traspasen al exterior o para que el establecimiento tenga una buena calidad acústica al haber en el mercado falsos techos con una gran capacidad fonoabsorbente.
√ Ofrecen aislamiento térmico, garantizando una protección frente al fuego muy confiable para todo tipo de establecimientos, comercializándose hoy en día falsos techos incombustibles, de resistencia al fuego, que impiden el acceso de las llamas al plenum por un tiempo aproximado de 60 minutos.
√ Ofrecen un perfecto ocultamiento de todo tipo de instalaciones, siendo esta una de las características más valoradas en los falsos techos, así como el fácil acceso a las instalaciones ocultas para su mantenimiento y arreglos cuando sea menester ya que las placas se desmontan con gran facilidad.
√ Ofrecen una fácil instalación, un sistema fácil, un mecano.
√ Ofrecen una atractiva estética gracias a la diferente cantidad de materiales existentes en el mercado actual es posible elegir soluciones a la medida de cada necesidad, con distintos acabados y diferentes usos visuales de la perfilería.
Los falsos techos se encuentran en el mercado actual con diferentes tipos de materiales que cubren las exigencias y necesidades de cada establecimiento, y, como todo, requieren de un mantenimiento y limpieza para su buena conservación con la finalidad de evitar su deterioro y posterior sustitución. Su buen mantenimiento y conservación supone a la larga un importante ahorro ya que es mucho más económico que tener que sustituirlo.
Entre los materiales más comunes con los que se fabrican hoy en día los falsos techos encontramos:
√ Falsos techos de fibra prensada tipo Armstrong que es el más usado de todos, que se encuentra de fibra de vidrio, fibra mineral, fibra de vidrio mezclada con yeso, siendo el techo de fibra de vidrio uno de los más resistentes al fuego. No pueden limpiarse con agua ya que esta deforma totalmente sus características. Con mucha suciedad y mal estado requieren de un tratamiento con resinas específicas que no afecten a sus cualidades. El uso de pintura y rodillo anula todas las cualidades iniciales de este tipo de techos.
√ Falsos techos de cartón yeso tipo Pladur cuya composición y aspecto es similar a los de escayola, pero de una mayor facilidad a la hora de su instalación y mucho más limpio al ser menos poroso. No se puede limpiar con agua, es evidente que el yeso no admite humedades, por lo que su restauración y mantenimiento pasa por el uso de resinas específicas que no afecten a sus cualidades iniciales. Como en el caso anterior, el uso de rodillo y pintura es contraproducente.
√ Falsos techos de vinilo, siendo uno de los falsos techos más económicos que podemos encontrar actualmente y de muy fácil mantenimiento al aceptar ligeramente el uso de agua con los productos adecuados para su limpieza, no sirviendo cualquier tipo de producto de limpieza ya que el vinilo se vuelve fácilmente de color grisáceo si se utilizan productos agresivos de limpieza. Los falsos techos de vinilo no sirven como aislante acústico y pueden ser fácilmente restaurados a su aspecto original de manera rápida y económica.
√ Los falsos techos plásticos suelen ser techos con objetivos decorativos o aislantes para el uso de ciertos locales comerciales o grandes naves industriales que, con la adecuada limpieza usando productos no agresivos, no suelen alterarse con el paso del tiempo.
√ Los falsos techos metálicos son cada vez más usados en exteriores, poseen multitud de formas y alternativas decorativas, siendo techos muy ligeros, sencillos de montar y su mantenimiento es simple, ya que se limpian fácilmente y no se deteriora su color si se usan los productos adecuados de limpieza ya que el uso de productos agresivos deteriora su color y estructura. Se pueden restaurar y volver a su aspecto original usando las resinas y sistemas adecuados para ello.
√ Falsos techos de madera, siendo mucho más elaborados y usados por cuestiones más decorativas y estéticas. Como en un suelo de parquet, debe de mantenerse adecuadamente y usando productos de limpieza óptimos para ello, debiendo de evitarse el uso de productos de limpieza en aerosol con base aceitosa ya que ello provoca que sobre la superficie de la madera se crea una capa sobre la cual la suciedad de pega con suma facilidad.
√ Los falsos techos textiles suelen usarse con una finalidad decorativa para crear ambientes más agradables. Su mantenimiento y limpieza no es complicado dependiendo del tipo de textil y el uso de los productos adecuados.
El mantenimiento, limpieza o restauración del falso techo de su establecimiento debe de hacerse de la manera adecuada y es tan importante como cualquier otro tipo de superficie dentro toda la estructura y es mejor confiar en una empresa especializada en este sector para todo este tipo de trabajos, ya sea limpieza o restauración. Las inversiones a realizar para cambiar los falsos techos de su establecimiento siempre resultan mucho más caras que una buena conservación, esto es evidente, por lo que sí Usted ha leído este artículo es porque le ha surgido una necesidad, no dude en contactarnos y le asesoraremos adecuadamente.

Que es el Síndrome del Edificio Enfermo

De todos es sabido que el estar largos periodos en ambientes fuertemente cargados y sin una respiración natural fluida y constante, da resultados tales como jaquecas, irritación de ojos, agotamiento, sensación de asfixia y similares. Todo esto es provocado por los largos periodos de tiempo que nos vemos obligados a pasar en ambientes artificiales como nuestras oficinas, restaurantes y muchos otros tipos de establecimientos, los cuales si no están en un perfecto estado de limpieza y mantenimiento se convierten en verdaderos enemigos de nuestra salud siendo los causantes de diferentes enfermedades…¿quién no ha oído hablar del Síndrome del Edificio Enfermo?

El término “Síndrome del Edificio Enfermo”, conocido en inglés por Sick Building Syndrome fue usado por primera vez en los setenta para describir la realidad de toda una serie de síntomas que afectaban a la mayoría de un colectivo de personas que habitaban en el mismo lugar. En los años ochenta, la OMS (Organización Mundial de la Salud) lo definió como un conjunto de enfermedades originadas o estimuladas por la contaminación del aire en estos espacios cerrados y tipificó entre los males contemporáneos el “Síndrome del Edificio Enfermo“ (SEE) y todas las repercusiones sobre las personas que conviven en este entorno, jaquecas, náuseas, mareos, resfriados persistentes, irritaciones de las vías respiratorias, piel y ojos, siendo uno de estos mayores malestares las alergias.

Evidentemente los factores que contribuyen al síndrome está totalmente relacionado con las construcciones modernas, el diseño de las mismas y el ambiente artificial construido en el cual mayoritariamente se realiza la ventilación y renovación del aire a través de aire acondicionado…una verdadera bomba si no se lleva a cabo una correcta limpieza periódica debido a la cantidad y variedad de materia que se puede acumular en el interior de sus conductos y filtros.

En muchas ocasiones, en multitud de interiores de edificios, los índices de contaminación interior pueden exceder de lo permitido o soportado por el ser humano debido a las malas condiciones internas de suciedad, polvo, humedad, gases tóxicos, hongos y aguas detenidas, o bien crear cuadros absolutamente nuevos de contaminación en el interior del edificio, por lo que es imprescindible tomar medidas preventivas a fin de evitar las consecuencias negativas que para la salud de las personas implica. Siempre es preferiblemente mediante la oportuna prevención de riesgos antes de que se presente el problema.

Y no estamos hablando sólo del edificio de oficinas viejo, todo tipo de edificación está sujeto a sufrir las consecuencias del síndrome tales como bares, restaurantes, hoteles, bingos, cocinas, aseos, clínicas, hospitales, colegios, etc., no hay excepciones.

¿Y cuáles son las causas del Síndrome del Edificio Enfermo? Pues todas en conjunto, unas de origen estructural (como una ventilación inadecuada, luz insuficiente), otras de origen químico (monóxido de carbono, pinturas, productos de limpieza inadecuados como el amoniaco o la lejía…etc.) y, por último, causas biológicas (bacterias, virus, etc.), relacionadas mayoritariamente con el sistema de aire acondicionado por constituir un hábitat adecuado para los microorganismos por razones de humedad, oscuridad y temperatura lo que favorece la proliferación de hongos, virus, bacterias y ácaros.

Hoy en día, los sistemas de aire acondicionado no presentan problemas si están bien diseñados, construidos con materiales adecuados, ajustados a la temperatura apropiada para cada época del año y para el tipo de trabajo que se realiza en el edificio y cuando reciben un correcto mantenimiento periódico. Los problemas con el aire acondicionado vienen siempre cuando las conducciones de aire están en cualquier lugar mal ubicadas (por ejemplo, en el interior de aparcamientos, frente a salidas de humos de calderas, etc.), el mantenimiento no es el apropiado y cuando el aire que fluye desde las entradas externas ya está totalmente contaminado.

La falta de programas de limpieza adecuados es otro factor importantísimo dentro de las causas del Síndrome del Edifico Enfermo. Aspectos a los que no se les da la importancia adecuada como la limpieza de techos o su restauración, así como la limpieza correcta de las luminarias es un motivo importantísimo para que se dé el síndrome. Ni que decir de las moquetas y tapicería, puntos que sirven de vivero a hongos o bacterias perjudiciales para la salud. Evidentemente en todos los establecimientos se dispone de limpieza, pero no siempre es la adecuada, mire algo tan sencillo como la frecuencia en la que en su establecimiento limpian las sillas, moquetas y textiles, pero no una simple limpieza, sino una limpieza profunda como cuando nos lavamos el pelo. La pregunta es sencilla…¿pueden limpiarse profundamente la moqueta que pisamos cada día con un simple aspirador?

Olores, ruidos, poca o mucha iluminación, sillas no ergonómicas, perfumes artificiales, productos de limpieza obsoletos, pinturas contaminantes aunque sean base agua y todo lo que no se encuentra dentro de los valores recomendado repercute en la salud y bienestar de los habitantes de cualquier edificio y las consecuencias de exceder los límites recomendados se ven los síntomas de las personas que habitan el edificio tales como altos niveles de empleados enfermos o ausentismo, baja productividad, baja satisfacción laboral y alta rotación de empleados.

¿Y cuáles son los Síntomas  reales del Síndrome del Edificio Enfermo?

Una de los síntomas más frecuentes causados por permanecer en un entorno no saludable tiene que ver con las vías respiratorias, pero no es el único, hay muchos más e incluso pueden darse diversos síntomas simultáneamente. Indicamos los más importantes:

Síntomas nasales: como irritación de la nariz, mucosidad abundante, sequedad nasal, congestión, trastorno del olfato o tos.

Molestias oculares: en este caso, los síntomas son la irritación, cansancio o agotamiento, escozor y enrojecimiento ocular.

Dolores de garganta: igualmente, en ocasiones origina irritación, sequedad, ronquera, inflamación o enrojecimiento de la garganta.

Alteraciones cutáneas: de nuevo, la irritación y los escozores en la piel pueden ser consecuencia del síndrome del edificio enfermo.

Otras manifestaciones son dolores de cabeza, náuseas, vértigos, fatiga mental o somnolencia, dificultades para concentrarse y alergias.

Compruebe Usted mismo si normalmente, al abandonar el edificio, al cabo de unos días estos síntomas desaparecen y aminoran, sabrá de dónde viene el problema.

¿Y cuál es la solución?

Si el problema es principalmente estructural, la solución no es sencilla ya que debe de consultar con expertos en estructura para hacer el estudio correspondiente, pero no siempre es estructural y a veces existen soluciones fáciles a tener en cuenta como pueda ser implantar programas de mantenimiento adecuados con el objetivo de mantener su instalación en un perfecto estado de mantenimiento y limpieza.

Debe de eliminar todas las fuentes de contaminantes de su establecimiento tales como el uso pinturas obsoletas y con componentes volátiles orgánicos, eliminar los productos de limpieza con productos nocivos para la salud humana como pueda ser el cloro, rescindir el uso de pesticidas y si tiene que almacenarlos hágalo en lugares ventilados, realice una limpieza a fondo de los conductos de ventilación, porque es ahí donde las bacterias campan a sus anchas, asegúrese de que las tomas de aire exterior estén bien protegidas, haga limpieza sus falsos techos y luminarias a fondo para después realizar programas de mantenimiento anual, implante un programa de limpieza profunda en todo los textiles del establecimiento (no sirve de nada pasar el aspirador a diario si no hay programa de limpieza adecuado), ventile al máximo el local abriendo puertas y ventanas, mantener una temperatura confortable, de entre 22 y 24 grados, la humedad ha de intentar mantenerse entre el 40 y el 60%, cambie el posicionamiento de las fuentes de frío y calor, así como los sistemas de renovación de aire de manera indirecta para que nunca estén sobre las cabezas o sobre los cuerpos de las personas que conviven en las estancias.

Y lo más importante después de todas estas medidas preventivas: realice un Tratamiento de Ozono en su establecimiento, proceda a esterilizar y desodorizar todo el local, notará la diferencia.

Son prácticas o cambios de hábitos no costosos que pueden dar fácil solución a su problema.

La Limpieza Profunda en las Cocinas

La necesidad de limpieza profunda en cocinas industriales y de restaurantes;

Toda cocina industrial, como lugar de trabajo, necesita de una limpieza que garantice la seguridad, la salud de los empleados y el óptimo mantenimiento de los alimentos. Descuidar la higiene de este tipo de espacios puede acarrear graves consecuencias, como incendios o problemas de salud para los trabajadores, sin mencionar la posible pérdida de clientes por parte del restaurante.

Las cocinas de establecimientos como bares, restaurantes u hoteles son espacios en los que se concentra una gran actividad. La rapidez y la eficiencia en el servicio son dos premisas a seguir, pero no son las únicas, ya que una correcta higiene, la regulación de la temperatura, una adecuada iluminación y una continua ventilación son también necesarias para garantizar que el local en cuestión ofrecerá a sus clientes el mejor servicio, garantizando al mismo tiempo la salud de sus trabajadores y la vida útil de los equipos y la instalación de la cocina…la cocina es el alma de un restaurante.

Dependiendo del lugar de trabajo y la actividad realizada, las condiciones en cuanto a climatización, humedad, ventilación e iluminación varían. En cocinas, donde se llevan a cabo trabajos de intensidad ligera, la temperatura ideal se sitúa entre los 14 y los 25 grados. La humedad relativa deberá oscilar entre el 30% y el 70%. La renovación del aire debería de ser de 50 metros cúbicos por hora y trabajador. En cuanto a la iluminación, es preferible que, en cualquier puesto de trabajo, sea natural. De no ser posible, como puede ocurrir en las cocinas, habrá de utilizarse el nivel adecuado, que no provoque molestias oculares a los empleados y que permita que su labor se desarrolle de la forma más cómoda posible.

Pero esto son aspectos técnicos sobre los cuales no entraremos en detalle, el objetivo de este artículo es la limpieza de las cocinas.

Peligros de una Higiene Incorrecta:

Toda cocina, independientemente del establecimiento, es un lugar en el que pueden llegar a acumularse muchas bacterias, grasas e incluso insectos, aunque “suene mal”. El riesgo de no llevar a cabo una adecuada limpieza puede tener consecuencias muy negativas, como acumulación de humos o problemas de salud.

Tal vez el problema más evidente que acarrea una deficiente higiene en la cocina sea la presencia de malos olores y la acumulación de humos en la zona de trabajo, lo que provoca en el empleado una sensación negativa al entrar en ella. Las consecuencias que se derivan de ello son molestias para el personal de cocina, como picor en los ojos o la garganta, un exceso de sudoración, lo que se traduce en una disminución de la higiene. Otro riesgo, a nivel higiénico, que puede suponer el no tener una cocina limpia, es el ocasionado a los alimentos preparados, debido al goteo permanente en las campanas. Este goteo de grasa, que se encuentra acumulada sobre los falsos techos, puede provocar la aparición de insectos, debido a un mal sellado de los conductos o que estos no hayan sido limpiados nunca. Todo esto incluso afecta a la ventilación de la cocina al perder su capacidad de extracción a causa de la oclusión de filtros y conductos y la movilidad de los componentes de regulación del sistema de ventilación.

Otro peligro a tener en cuenta es la pérdida de imagen del establecimiento. Los clientes no se sienten a gusto en un restaurante en el que siempre huele a fritura. Entramos una vez y no volvemos más. En un restaurante en el que desde nuestra mesa podemos oler lo que se está cocinando en la cocina, ya no es el mejor indicativo de la condiciones higiénico-sanitarias de este establecimiento.

Además, la presencia de malos olores puede afectar a los vecinos, provocándoles molestias en sus hogares. No hay que olvidar tampoco que la legislación local suele exigir un cierto nivel de higiene en este tipo de establecimientos, de forma que ha de cumplirse para que el local en cuestión no sea sancionado.

Riesgo de Incendios:

Sin duda, muchos son los peligros que acarrea el no tener una cocina en buenas condiciones a nivel higiénico. Además de los anteriormente mencionados, no puede ignorarse el riesgo de incendios, tan grave que incluso podría suponer la pérdida del negocio. En una cocina donde haya grasa acumulada, ésta puede actuar como combustible en un momento dado y provocar un incendio. Puede parecer un riesgo remoto, pero la realidad es que, solo en una ciudad como Madrid, hubo 136 incendios en 213, 164 en 2014 y 158 en 2015.

Las pérdidas y los daños pueden ser más o menos importantes, pero supondrán seguramente una pérdida de confianza por parte de los clientes, que quizás opten por acudir a otros establecimientos en futuras ocasiones. Aunque el seguro del local en cuestión asuma los daños y lleve a cabo varias obras con tal de volver a poner a punto su restaurante, un suceso de este tipo tiene difícil solución y fácil prevención.

La prevención y limpieza es la clave:

Generalmente, la grasa se acumula en los sistemas  de extracción de humos, filtros, campanas, motores y conductos de extracción. Las grasas son inflamables y son las responsables del 90% de los incendios en cocinas colectivas, como restaurantes, hoteles, y también en viviendas. La correcta higienización de los elementos del sistema de extracción de humos es vital para prevenir y controlar el peligro de incendios.

Además, el Código Técnico de Edificación (CTE) obliga a realizar una limpieza de los conductos con una frecuencia mínima anual. Una correcta instalación del sistema de extracción de humos es fundamental. Cualquiera de sus tramos debe ser accesible, y los conductos verticales han de ser accesibles por su lado superior. Los conductos han de estar bien sellados, para evitar fugas y goteos. Los conductos no deben tener badenes, y ha de respetarse un espacio mínimo de unos quince centímetros entre ellos y los falsos techos. Los conductos flexibles no son recomendables, a no ser que su sustitución pueda hacerse de forma sencilla. Por su parte, los extractores de humo han de ser de motor externo, y debe ser posible trabajar sobre ellos de manera cómoda. No se recomienda colocar el extractor ni ningún tipo de lámpara en el interior de la campana.

Limpieza y Desinfección eficaz de la cocina:

Una buena higienización de la cocina consiste en la realización de varias tareas. Juntas, asegurarán que el lugar de trabajo se mantiene libre de agentes infecciosos y no supone un riesgo para la salud de los empleados.

La limpieza eficaz de cocinas en bares y restaurantes integra las siguientes acciones: limpieza de conductos de extracción de humos, esterilización de cocinas, limpieza de campanas extractoras, limpieza de equipos de cocina, limpieza y reposición de filtros y turbinas, desinfección y desodorización. Las labores de limpieza más elementales pueden ser llevadas a cabo por los propios trabajadores, toda cocina debería de tener su plan de limpieza diario para mantener unos niveles de limpieza aceptables, pero para realizar las tareas más arduas será necesario recurrir a empresas de limpieza que ofrezcan soluciones eficientes. La limpieza a fondo de todo el establecimiento con los productos y maquinaria adecuada es un fuerte impulso a la hora de mantener su cocina en un perfecto estado de higiene, desde la maquinaria hasta el propio ambiente, mediante el uso de aparatos de ozonización que renuevan el aire.

Una correcta higiene de  las cocinas debe acabar con la suciedad visible y con aquella que no se ve, como la de los conductos de ventilación y los propios ventiladores. Obviar las labores de higienización de estos elementos puede suponer un riesgo para el espacio y para los trabajadores del establecimiento. La limpieza de los conductos y los ventiladores debe ir unida a la de las campanas extractoras. Para que esta sea lo más eficiente posible, ha de tenerse en cuenta el tipo y la ubicación del sistema de extracción, sabiendo con detalle qué labores de limpieza deben ejecutarse.

La tarea básica para mantener en óptimas condiciones el sistema de extracción de humos es la limpieza de los paneles de acceso, que deben estar perfectamente sellados para no producir goteos, y una limpieza del ventilador, con lo que se mejorará su funcionamiento, a la vez que se evitará un consumo energético excesivo y se reducirá el riesgo de incendio.

Limpieza de los equipos:

El cuidado de la maquinaria y los equipos de cocina es otra de las labores que deben cumplirse con diligencia. Cuanto mejor estén conservados los aparatos, más larga será su vida útil y su eficacia será mayor.

En primer lugar, han de retirarse los residuos presentes en las superficies de equipo, manual o mecánicamente. El segundo paso consiste en aplicar el detergente en cuestión, a base de agentes químicos u orgánicos, formulado específicamente para el mantenimiento de aquello que queramos limpiar. Debemos dejar que actúe durante el tiempo necesario para que acabe con la suciedad adherida a los equipos. Ha de tenerse en cuenta la temperatura a la que se aplica el producto detergente, ya que incide directamente en su eficacia.

Una vez haya transcurrido un tiempo, procederemos a enjuagar la superficie con agua, retirando el limpiador. No hay que dejar restos, pues la calidad de los alimentos se vería afectada. Aclarada la superficie, hay que llevar a cabo una desinfección mediante la aplicación de un agente químico que elimine los microorganismos contaminantes. A continuación, se retira el químico desinfectante con agua, de forma manual o mecánica. Nuevamente, no deberán quedar residuos, con el fin de garantizar la total calidad de los alimentos que se preparen posteriormente.

Por último, se procede a secar la superficie para evitar la aparición y el crecimiento de microorganismos, que pueden afectar a los alimentos. La limpieza de los equipos de cocina ha de realizarse diariamente para conservarlos en las mejores condiciones posibles y para evitar el riesgo de infecciones y de acumulación de agentes nocivos para la salud. La rutina de higiene diaria puede ser realizada por los propios trabajadores, siguiendo una serie de pautas.

Para un correcto uso de los productos, es recomendable solicitar al proveedor las fichas técnicas, con sus recomendaciones de dilución y aplicación. No han de utilizarse materiales abrasivos ni instrumentos de metal para remover los residuos adheridos a las superficies, ni tampoco hay que verter agua en los tableros electrónicos de los comandos.

Las superficies exteriores se limpian con paños húmedos y se secan con microfibra. En los equipos con vidrio en su estructura, no hay que aplicarles agua cuando están calientes.

Beneficios de la Limpieza:

La limpieza a fondo de una cocina industrial es una ardua labor que integra diferentes tareas y en la que hay que cuidar la higiene de todas sus partes, desde el suelo hasta el techo, pasando por los equipos, los sistemas de ventilación e incluso el propio aire que se respira en ella.  Sin embargo, el tiempo, el esfuerzo y el dinero invertidos en la higienización de este tipo de espacios aporta grandes beneficios, tanto a los trabajadores como al establecimiento en sí. Una cocina limpia, en la que los equipos están bien cuidados y en la que los materiales están en orden, motiva a los trabajadores, que rendirán mucho más, aumentando la productividad del negocio. Su seguridad y su salud estarán garantizadas, y podrán llevar a cabo sus funciones de manera cómoda.

La limpieza de los aparatos y los sistemas de extracción de humos harán que su vida útil sea mayor, evitando sorpresas y sustituciones tempranas. Además, el consumo energético de estos elementos se reducirá en gran medida, con el consiguiente descenso en el coste económico.

La prevención de fuegos en la cocina es uno de los mayores alicientes para mantenerla limpia, pues un incendio puede suponer una gran pérdida material para el establecimiento. Otro de los riesgos que se eliminan o, al menos, se reducen con una buena higiene en la cocina es el de las contaminaciones alimenticias, provocadas por la presencia de agentes infecciosos o grasas acumuladas en las superficies. Una cocina limpia también evitará que se acumulen humos y malos olores, con lo que el espacio será un lugar más agradable. No solo para los trabajadores, que cumplirán con su trabajo de forma más cómoda, sino también para los clientes, que concebirán el establecimiento como un local limpio, higiénico y de confianza.

Por último, el mantenimiento de las cocinas industriales está regulado por la Ley, de manera que el cumplirla evitará las sanciones pertinentes. La higiene de las cocinas industriales es una tarea fundamental para mantenerlas en perfectas condiciones y evitar riesgos innecesarios mientras se trabaja. La diligencia en el cumplimiento de todas las labores que conlleva su limpieza, tanto las que requieren de un mayor esfuerzo como las más sencillas y rutinarias, harán de ellas un lugar de trabajo agradable y seguro.

Eliminación de los malos olores:

En las cocinas industriales se acumulan malos olores a lo largo del día, que pueden provocar molestias a los trabajadores y a los clientes del establecimiento, además de resultar perjudiciales para la salud. Para acabar con ellos, existen en el mercado varias opciones, que extraen los humos y los malos olores renovando el aire. Una de las soluciones más eficaces en cocinas con problemas de malos olores es el uso de Ozono. Los generadores de ozono son capaces de eliminar cualquier tipo de olor, al atacar directamente a aquello que los causa y sin generar ningún olor adicional. Además, con su acción virucida y bactericida, son capaces de acabar con todos los virus y las bacterias que se desarrollan en este tipo de espacios.

Los Ácaros en nuestro Entorno

¿Pero que son estos bichos tan diminutos que sin verlos se habla tanto de ellos?

Los ácaros pertenecen a la familia de los arácnidos, de tamaño casi microscópico, la mayoría de especies no alcanzan el tamaño de un milímetro. Un ácaro adulto suele oscilar de 0,2 a 0,5 mm. Su cuerpo suele ser peludo de color blanco crema con ocho patas marrón amarillento. Completan su ciclo en diez días (huevo-larva-adulto) a temperatura ambiente. Una hembra adulta puede vivir hasta dos meses y pone los huevos durante los 30 últimos días. Prefieren los entornos húmedos y cálidos. Son muy comunes en falsos techos de todo tipo, camas, alfombras y demás mobiliario blando.

Algunas enfermedades que pueden llegar a causar incluyen la rinitis, asma y eczemas. De ácaros comunes existen en Europa más de 2.000 especies. En el mundo se estiman en 500.000. Todos son parientes de las arañas. Su acción sobre las personas varía según las especies. Por ejemplo, el ácaro de la sarna excava túneles en la capa córnea superficial de la piel humana, produciendo inflamación y eczemas.

Los ácaros de las gallinas y de otros pájaros, en ausencia de éstos, se nutren de sangre humana, produciendo picazones. Existe también el ácaro de los alimentos almacenados y el ácaro del jamón y del queso y por supuesto el ácaro del polvo, de las camas o común que va asociado a mobiliario y fundamentalmente a las fibras vegetales de relleno.

Los ácaros son muy persistentes y se multiplican mejor cuando existe una relativa humedad del aire de más o menos 75 – 80% y una temperatura de por lo menos 21°C.
Son escasos en lugares secos y situados en altura y mueren cuando la humedad del aire baja de 40 – 50%, lo que nos da una idea de que el clima mediterráneo es un hábitat ideal para ellos.
Los ácaros se alimentan de escamas de la piel y viven en los falsos techos, las camas, alfombras, vestuario, muebles, roperos, incluso en los asientos de su automovil. Sobreviven a la aspiradora, ya que cuentan con uñas como garfios en las patas, con las cuales se “agarran” o se sujetan al material correspondiente.
Los ácaros del polvo de habitación no muerden ni contagian enfermedades, serían calificados como inofensivos si no causaran en las personas alérgicas estos síntomas tan severos.

La reacción alérgica del paciente es ocasionada por el huevo y las heces del ácaro. Las heces fecales son tan livianas y minúsculas, que al recibir los falsos techos corrientes de aire, caminar sobre la alfombra, al pasar la aspiradora o al sacudir la cama, son lanzadas al aire inmediatamente y al respirar estas partículas una persona alérgica, se desencadena la reacción que todos conocemos. Se acepta que el número promedio de ácaros por gramo de polvo es de 100 a 500. También se han contado hasta 19.000 ácaros por gramo. Cada ácaro produce aproximadamente 10- 20 partículas de heces al día. El ciclo de vida del huevo hasta un ácaro adulto dura 30 días. Cada ácaro hembra fértil puede hacer crecer la población cada 4 semanas a 25 a 30.
Los sistemas de calefacción agudizan el problema, ya que en ellos las partículas junto con el polvo seco se reparten en el aire de la habitación. En verano los síntomas se pueden atenuar, ya que se pasa más tiempo fuera de la casa, la calefacción está apagada y el aire que circula la habitación es mejor.

PRINCIPALES ESPECIES:

Sarcoptes scabiei (Arador de la sarna): Este ácaro vive en la piel, formando túneles en la capa cornea superficial, de forma semejante a un topo, se descubre su presencia por la inflamación y eczema que causa.

Pyemotes tritici (Acaro falso de la sarna): Muchos de los sarpullidos en la piel se deben a este ácaro, que normalmente contrae por estar en contacto con granos y cereales, causan mucho picor.

Demodex follicolorum (Acaro folicular): El ácaro folicular se encuentra en los folículos y glándulas sebáceas, en particular alrededor de la nariz y los párpados, no tiene importancia médica  y es muy común, puesto que la mayoría de humanos lo hospedamos.

Acarus siro (Acaro de los granos): Se encuentra en todo tipo de granos, especialmente en situaciones de humedad y en alimentos con moho, pueden causar sarpullido de intensidad media pues no chupan sangre. Produce reacciones alérgicas entre las personas más sensibles.

Thyrophagus ssp (Acaro del jamón y del queso): Dentro de esta familia de Tiroglifidos, encontramos varias especies como: Thyrophagus castellanii, Thyrophagus putrescentiae y Thyrophagus longior. Residente la mayoría de veces en alimentos de alto contenido proteico en fase de degradación. También se le adjudica el asma bronquial y rinoconjuntivitis, además de reacciones alérgicas más severas en contacto con alimentos contaminados.

Glyciphagus domesticus (Acaro domestico común o ácaro del hogar): De la familia de los Glifacidos, son muy parecidos a los que se encuentran en los comestibles, pero bajo una lupa pueden diferenciarse por los largos pelos de la cola, requieren un grado alto de humedad, se alimentan de hongos y se pueden encontrar en falsos techos de fibra o falsos techos metálicos con aislamientos de fibra, además de en fibras vegetales de relleno de sofás, almohadas, etc. otro ácaro de esta familia bastante común es el Lepidoglyphus destructor. Se le adjudica las afecciones de asma bronquial y rinoconjuntivitis.

Dermatophagoides pteronyssinus (Acaro del polvo de las casas o ácaros de las camas): De la familia de los Piroglifidos, estos ácaros se alimentan de las escamas que desprende nuestra piel, necesitan alto grado de humedad y temperatura, habitan en falsos techos de fibra o con aislamientos de fibra donde se acumula suciedad y humedad ambiente es un lugar donde viven a sus anchas esperando que la ventilación les lleve las partículas de piel que necesitan para alimentarse, en camas, colchones, cojines y tejidos, y son los principales causantes de reacciones alérgicas, por la proteína que desprende en sus heces llamada Der p I, otros ácaros de esta de importancia son: Dermatophagoides farinae, Dermatophagoides passericola y Euroglyphus maynei.

ALERGIAS A LOS ACAROS DEL POLVO

De las más de 200 especies de ácaros hasta el presente identificadas en el polvo de las viviendas, las citadas anteriormente piroglifidos, tiroglifidos y glicifagidos son de demostrado poder alergógeno.

Las principales causas de reacciones alérgicas, son por la proteína que desprende en sus heces los ácaros, llamada Der p I.

La mayoría de las alergias analizadas hasta la fecha de hoy vienen derivadas de los ácaros:

 

Estudios recientes sobre las alergias en niños siguen demostrando que los ácaros son la principal fuente de respuesta en cuanto a la relación con alérgenos.

 

Los ácaros carecen de estigmas respiratorios y realizan el intercambio gaseoso directamente a través de la cutícula, por lo tanto tan solo pueden sobrevivir cuando la humedad relativa del medio es suficientemente alta para poder mantener su equilibrio hídrico, si no se desecarían, es por ello que la humedad relativa es el principal factor condicionante de su presencia. Lógicamente el tipo de construcción, el tipo de calefacción utilizado, las fibras vegetales de decoración y los falsos techos, tendrá una notable incidencia en el grado de humedad que soporte la casa y en su fauna de ácaros, todo lo cual convierte a la zona del Mediterráneo en un hábitat ideal para ellos.

Los ácaros se alimentan principalmente de las descamaciones humanas o de animales domésticos, el ser humano desprende a la semana 5 gramos de escamas cutáneas, esto mezclado con un medio polvoriento y con alto grado de humedad, da como resultado la proliferación de hongos y una mayor disponibilidad de alimento.

Los hongos presentes en el medio, tales como el Aspergillus penicilloides, Aspergillus glaucus y otros, frecuentes en el polvo de las casas, favorecen el desarrollo de los ácaros al provocar la hidrólisis de las grasas presentes en las escamas epidérmicas humanas y ser estos ácidos grasos indispensables para la reproducción de algunas especies de ácaros.

Los excrementos de los ácaros y los ácaros muertos se dispersan en un polvo fino que es inhalado por los habitantes del recinto donde se hallan. Este polvo es el causante de las alergias. Los síntomas de la alergia a los ácaros del polvo pueden incluir congestión o goteo de la nariz con estornudos (particularmente en la mañana), picazón y lagrimeo de los ojos, tos y silbido al respirar.

PREVENCION:

Las medidas preventivas para evitar los ácaros son los primeros pasos para evitar las alergias. Entre estas medidas están:

Aireación diaria de las habitaciones.

Exposición de los colchones, ropa de cama y demás lencería del hogar al sol.

Lavado frecuente a más de 60ºC de la ropa de cama.

Lavado frecuente y adecuado de las alfombras (aunque es mejor evitar estas).

Aspiración de todos los elementos de la habitación con aspiradores con filtro HEPA.

Utilización de fundas antiácaros para los colchones y almohadas.

Evitar animales domésticos.

Lavado frecuente de los muñecos de peluche.

Renovar las alfombras o tapices frecuentemente y someterlos a mantenimientos periódicos adecuados.

Limpieza o Restauración de los falsos techos.

Mantener una atmósfera seca, entre 50% y el 60% de Humedad relativa y una temperatura de entre 18 y 20ºC.

Control del número de ácaros existentes mediante diferentes métodos como el Acarex test (R).

Evitar las regiones con climas cálidos

No se ha demostrado la eficacia de purificadores o ionizadores de aire ni de la ventilación forzada.

 

REPETIMOS: la coincidencia de humedad relativa alta, temperatura alta, todo tipo de falsos techos de fibra, un medio polvoriento y la abundancia excesiva de fibras vegetales, colchones, alfombras o moquetas, cortinajes, cojines, etc. pueden dar lugar a la aparición de una plaga de ácaros y a una reacción alérgica a ellos.

Los Microorganismos y la Limpieza

Bacterias, microorganismos, virus, esto es sólo para los anunciantes de productos de limpieza¡¡¡

Pero los microbios o microorganismos (bacterias, virus) son seres vivos visibles tan solo a través del microscopio y popularmente considerados cómo el enemigo, especialmente en el momento en que nos vemos afectados por la introducción de alguno en nuestro cuerpo, en este momento ya no es tan sólo un slogan para los anunciantes de productos de limpieza. Cabe recordar que, además de los de carácter patógeno, existen versiones beneficiosas de nuestros minúsculos protagonistas, sin los cuales no sería posible la vida tal y cómo la conocemos.

La limpieza ayuda a prevenir su propagación, es fundamental una buena limpieza para prevenir en lo posible la proliferación de microorganismos. En determinadas situaciones, además  de  la  limpieza  es necesaria  la  desinfección o sanitización. La desinfección o sanitización supone la eliminación, mediante productos químicos, de los microorganismos existentes en una zona.

La diferencia entre desinfectar y sanitizar es que con la desinfección se destruye el 99,9% en un periodo de tiempo que no exceda de los 10 minutos y sanitizar es destruir en un 99% en un periodo de tiempo que no exceda de 30 segundos pero sanitizando no se destruyen virus ni hongos.

Para seguir hablando de ello es necesario saber el tipo de enemigo con el que tenemos que luchar, saber algo más acerca de los microorganismos.

La suciedad con la que nos encontramos y que generalmente hay que limpiar, se puede clasificar de la siguiente forma:

  • Materia inorgánica, como la derivada de la dureza del agua (sales cálcicas y magnésicas).
  • Materia orgánica como restos de alimentos y grasas.
  • Materia viva que la componen los microorganismos.

Los microorganismos, en general, pueden agruparse en 3 grandes familias:

LAS BACTERIAS:

Son seres unicelulares que viven en medios en los que predomina la humedad y son el origen de frecuentes enfermedades.

Descomponen rápidamente los medios orgánicos, provocando las fermentaciones y putrefacciones. Se reproducen muy rápidamente y una sola bacteria puede llegar a convertirse en 24 horas en una colonia de millones de bacterias.

Los principales enemigos de las bacterias con los ambientes ácidos (pH menor de 5) o alcalinos (pH mayor de 9), la falta de humedad, la luz y las temperaturas extremas.

Dentro de la familia de bacterias existen 4 grandes grupos, que a su vez presentan muchas variedades: los cocos (incluyendo entre otros estafilococos y estreptococos), los bacilos, los vibrios y los espirilos.

Algunos ejemplos de bacterias patógenas frecuentes son la Escherichia Coli, el Staphylococcus Aureus, la Pseudomonas Aeruginosa, el Clostridium Botulinum o las  Salmonellas.

LOS VIRUS:

Se trata de seres de composición muy simple, todavía más pequeños que las bacterias y que solo pueden ser vistos al microscopio.

Necesitan parasitar a otras células para sobrevivir. Pueden permanecer largo tiempo inactivos hasta que encuentran una célula adecuada para su desarrollo.

Algunas enfermedades producidas por virus son la hepatitis, el SIDA, la gripe, el sarampión.

LOS HONGOS:

Esta familia agrupa a los mohos y levaduras. Actúan también como parásitos de la materia orgánica muerta.

Algunos hongos producen enfermedades en la piel, aunque atacan principalmente a los vegetales.

Algunos ejemplos de hongos son la Cándida Albicans (presente en el intestino humano) o el Aspergillus Níger (origen de ciertas infecciones en el oído). También pertenecen a esta familia los diversos tipos de hongos que originan el “Pie de atleta”.

Dentro de cada grupo existen múltiples variedades de microorganismos, y algunos de ellos pueden ocasionar serios problemas para la salud humana, originando infecciones que pueden llegar a manifestarse en forma de diferentes enfermedades.

A continuación les detallamos por zonas algunos de los peligros potenciales que conllevan  y algunas medidas preventivas.

Peligros potenciales y medidas preventivas según áreas:

Áreas Alimentarias: Cocinas, zonas de preparación alimentaria, industria alimentaria.

Peligro Potencial: Toxiinfecciones  Alimentarias. Desde sintomatología digestiva leve hasta cuadros graves que requieren hospitalización (p.e.: salmonelosis, listeriosis, etc)

Medida Preventiva: Implantar un correcto plan de Limpieza y Desinfección. Utilizar productos homologados para áreas alimentarias y respetar las indicaciones de uso y tiempos de actuación. Utilizar los procedimientos de limpieza adecuados en todo momento.

Áreas Sanitarias: Baños, vestuarios, saunas, piscinas.

Peligro Potencial: Contagio de infecciones/ infestaciones provocadas por bacterias, virus, hongos, parásitos. (p.e.: pie de atleta)

Medida Preventiva: Implantar un correcto plan de Limpieza y Desinfección. Utilizar productos homologados para la limpieza de áreas sanitarias y respetar las indicaciones de uso y tiempos de actuación. Utilizar los procedimientos de limpieza adecuados en todo momento.

Áreas Comunes: Zonas comerciales, recibidores, pasillos, salas de espera.

Peligro Potencial: Aspecto visual desagradable, olores, etc. Prestar atención especial en áreas comunes de instalaciones sanitarias, extremar las medidas de limpieza y desinfección.

Medida Preventiva: Implantar un correcto plan de Limpieza y Desinfección. Utilizar productos homologados para la limpieza de áreas sanitarias y respetar las indicaciones de uso y tiempos de actuación. Utilizar los procedimientos de limpieza adecuados en todo momento. Usar desinfectantes si el tipo de establecimiento lo requiere (p.e.: hospitales)

La Higiene y Cuidado Adecuado de las Manos

El lavado apropiado de las manos es muy importante para limitar el desarrollo de microorganismos nocivos y la propagación de infecciones y enfermedades. La práctica de técnicas adecuadas para el lavado de las manos es una de las mejores rutinas que puede adoptar para su propio beneficio y el del resto de las personas.

 

Si aprende y practica los procedimientos apropiados para el lavado de las manos y conoce cómo estos procedimientos afectan la limpieza, usted será de suma importancia para el bienestar de las personas que le rodean.

En el mercado existen miles de productos especiales para cubrir estas necesidades. Nosotros, desde Logic Clean™, le recomendamos que use los más respetuosos con las personas y el Medio Ambiente.

¿QUÉ ES LA CONTAMINACIÓN CRUZADA?

La mayoría de los gérmenes necesita un agente para desplazarse y, dado que tocamos tantas superficies a lo largo del día, la probabilidad de que recojamos gérmenes está prácticamente garantizada. Tenga en cuenta que un microorganismo puede utilizar un agente de diferentes maneras. El contacto de la piel con la piel, en materiales como ropa sucia o esponjas, gotitas de saliva de la tos y los estornudos, partículas de polvo transportadas por el aire, alimentos y agua, así como insectos y animales son, todas ellas, formas en que pueden transmitirse los microorganismos infecciosos.

El método de transporte más común es la mano humana. La contaminación cruzada ocurrirá y se propagará aún más cuando las manos estén en contacto con productos alimenticios y superficies de alimentos, así como con las personas que puedan visitar su centro de trabajo. Esta propagación de infecciones puede causar enfermedades y pérdida de trabajo.

El orden y mantenimiento apropiados son importantes para eliminar la contaminación cruzada. Esta es la razón por la que utilizamos antisépticos para limpiar y desinfectar superficies. Sin embargo, nuestra principal defensa para eliminar la propagación de los microorganismos es el simple aunque, a menudo, omitido acto de lavarse las manos de forma apropiada.

TÉCNICAS PARA EL LAVADO APROPIADO DE LAS MANOS:

Es necesario incorporar la rutina de lavarse las manos frecuentemente a lo largo del día, especialmente después de realizar las siguientes actividades:

  • Ir al baño
  • Estornudar o toser
  • Quitarse los guantes
  • Manipular dinero
  • Estar en contacto con personas resfriadas o con virus
  • Visitar lugares públicos, como restaurantes y cafeterías, o tocar artículos tales como carros de supermercados o teléfonos públicos
  • Tocar mascotas

Siga estos pasos para lavarse las manos correctamente:

  1. Junte toallas de papel, si dispone de ellas.
  2. Mójese las manos con agua tibia. El agua tibia asegura que se formará la cantidad óptima de espuma para una higienización efectiva.
  3. Colóquese jabón en la palma de la mano. Utilice una cantidad equivalente a una moneda de Euro, o sea, dos pulsaciones. Los jabones concentrados en espuma son mucho más económicos que los jabones en loción, aunque esta sea muy concentrada y más económica en apariencia.
  4. Friccionar vigorosamente durante 15 a 30 segundos ambas manos y muñecas para producir espuma. No olvide cubrir con espuma todas las superficies de las manos, incluidas la parte superior unos 3 centímetros por encima de las muñecas y entre los dedos.
  5. Enjuáguese las manos a fondo, dejando correr el agua por la piel hacia abajo.
  6. Séquese bien las manos con toallas de papel o un secador de aire. No utilice nunca trapos.
  7. Recuerde que se contaminará a sí mismo tan pronto como toque otra superficie. Así que, en la medida que sea posible, evite tocar cualquier objeto.
  8. Utilice una toalla de papel para cerrar llaves o abrir puertas de salida.

CONSEJOS Y SUGERENCIAS:

Los proveedores de servicios médicos y los operarios de centros de servicios alimenticios tienen un mayor riesgo de transmitir  y recibir microorganismos nocivos. Por lo tanto, se recomienda usar limpiadores de manos para personal médico. Los operarios industriales necesitan limpiadores más potentes para la suciedad profunda, pero suficientemente suaves para la piel. Recomendamos utilizar jabones formulados con cítricos y piedra pómez para reducir los efectos de los solventes y las sustancias  químicas  agresivas.

Antes de comenzar a trabajar los operarios también pueden aplicarse en las manos una crema resistente a los solventes.

Los operarios que trabajan en estos lugares deben evitar el uso de joyas  y no tener uñas excesivamente largas.

Todos los operarios deben revisarse las manos para detectar señales de daños, como lastimaduras, agrietamiento o sequedad. También recomendamos usar cremas hidratantes para restaurar los aceites y la humedad natural de la piel.

Los agentes humectantes son ideales para utilizar al comenzar y finalizar cada turno de trabajo y antes de colocarse los guantes para reducir la transpiración. La crema para el cuidado de la piel es excelente para restaurar la humedad normal de la piel.

Pueden emplearse productos desinfectantes como un método rápido y sencillo de desinfección. Utilícelos entre lavados de manos o cuando no tenga acceso a un lavabo para lavarse las manos. Tenga en cuenta que los productos de limpieza que se utilizan sin agua NO DEBEN considerarse una alternativa de los productos para el lavado apropiado de las manos.

Aprenda a estornudar o toser utilizando el codo en lugar de la mano cuando no disponga de pañuelos o pañuelos de papel.

Haga todo lo que pueda para modificar el diseño de los baños públicos. Los baños con accesorios automatizados y unidades activadas por aproximación ayudan a evitar la contaminación de las manos ya lavadas. Considere la posibilidad de colocar cubos de basura cerca de las puertas de salida.

Lo que es más importante, capacite, promueva y recuerde a las personas en su centro que se laven las manos con frecuencia.

El lavado frecuente de las manos reduce mucho el riesgo de contaminación cruzada con microorganismos nocivos. Adopte procedimientos de lavado apropiado de las manos para eliminar la propagación de microorganismos nocivos.

Recuerde que usted desempeña una función importante en el bienestar de las personas que conviven con Usted en cualquier tipología de colectivo humano.

Programa de Limpieza de Centros Educativos

Cada colegio, universidad, guardería u otra tipología de Centro Educativo dispone de sus propias características que deben ser estudiadas y contempladas a la hora de realizar un programa de limpieza que se adapte a sus necesidades

PROGRAMAS PARA LA LIMPIEZA DE CENTROS EDUCATIVOS

Tareas diarias

  • Airear y Ventilar aulas, despachos y demás siempre que las condiciones lo permitan.
  • Barrer/aspirar la entrada y accesos, mopear suelos duros y sacar chicles.
  • Vaciado de Papeleras. Limpieza de las mismas con bayeta húmeda con producto adecuado.
  • Desempolvado de limpiezas horizontales accesibles.
  • Limpieza de complementos manipulables con las manos (teléfonos, pizarras, etc.)
  • Limpieza de pasamanos de las escaleras.
  • Desempolvar y sacar brillo de superficies metálicas.
  • Desmanchado de puertas, cristales y espejos.
  • Aspirar todas las zonas enmoquetadas, incluyendo escaleras, y sacar chicles.
  • Limpieza de pasamanos de las escaleras.
  • Limpiar todas las máquinas dispensadoras.
  • Mopear y fregar suelos duros. Quitar chicles (el Cliente debe de proporcionar las recomendaciones del fabricante de suelo sobre su mantenimiento). Se efectúa fregado mecánico siempre que sea posible.
  • Fregado y abrillantado de suelos duros simultáneo si está dentro del Programa de Mantenimiento.
  • Ambientar utilizando ambientador con mata olores.
  • Posicionar de nuevo los muebles en el lugar indicado por el Cliente.

Tareas diarias de la limpieza de baños

  • Limpiar todos los componentes del baño. Usar desinfectante si procede.
  • Utilizando los productos correctos limpiar a fondo water, lavamanos, griferías, espejos, etc.
  • Limpiar las manchas obvias de las paredes y puertas.
  • Pulverizar y pasar tapo a maquinas secadoras de manos, maquinas dispensadores y de jabones.
  • Limpiar y pulir los metales.
  • Limpiar puertas y separaciones.
  • Limpiar telarañas y sacar polvo de las rejillas de aire acondicionador.
  • Fregar suelos duros, aspirar áreas enmoquetado. Usar desinfectante si procede.
  • Vaciar papeleras y pasar bayeta húmeda con producto.
  • Reponer todos los consumibles correspondientes (pactados con el Cliente).
  • Firmar Registro de Limpieza de Baños.

Tareas diarias de Vigilancia

  • Mantenimiento constante de zonas comunes. Mopeado, vaciado de papeleras, etc.
  • Mantenimiento de baños de acuerdo con la frecuencia pactada con el Cliente. Firmar Registro de Limpieza de Baños.
  • Reposición de consumibles en los baños.
  • Reacción inmediata ante derrames, vertidos y similares.

Tareas semanales de limpieza

  • Pulverizar y pasar bayeta húmeda a los zócalos.
  • Sacar telarañas y guitar polvo de las rejillas en el techo con plumero y mango, todo desde el suelo.
  • Limpieza húmeda con bayeta y producto adecuado, pupitres, sillas y puntos de luz hasta una altura alcanzable desde el suelo.
  • Limpiar estanterías y paredes hasta una altura alcanzable desde el suelo. Usar desinfectante si procede.
  • Fregado mecánico en caso de ser posible.

Tareas Quincenales

  • Limpieza de zonas y dependencias de uso NO diario, archivos, sótanos, etc.

Tareas mensuales

  • Quitar el polvo de todos los puntos de altura, que no se puede hacer normalmente en las tareas diarias, desde el suelo usando palos extensibles y utensilio adecuado.
  • Aspirar los tapizados.
  • Limpieza a fondo de mobiliario con bayeta y desengrasante multi-usos.
  • Limpieza de Cristales.
  • Hacer los trabajos extras, solicitados por el cliente, (por ejemplo, extracción de moquetas, limpieza a fondo de tapizados, cuidar suelos duros, limpiar a fondo las cocinas y la limpieza de ordenadores).

Tareas Trimestrales

  • Limpiezas de puntos de luz accesibles sin usar elevadores.
  • Limpieza profunda de textiles con inyección & extracción si está incluido en el Programa de Mantenimiento.
  • Tratamiento de suelos plásticos. Decapado y aplicado de nuevas capas de emulsión acrílica si está incluido en el Programa de Mantenimiento pactado con el Cliente.
  • Abrillantado de suelos duros si está en el Programa de Mantenimiento. Si en este programa está el incluido en el sistema de discos diamantados, está acción es permanente a diario y con brillo de los suelos constante.

Tareas Anuales

  • Limpiezas de techos y puntos de luz de difícil acceso durante el mantenimiento rutinario si está incluido dentro del Programa de Mantenimiento. Estas tareas se efectúan generalmente en periodo vacacional del Centro.
  • Limpiezas profundas de las zonas de alto tráfico que no pueden ser incluidas en programas de limpieza profundos por el tráfico constante. Estas tareas se efectúan en periodo vacacional.
  • Extras solicitados por el Cliente para periodos vacacionales.

Sirva a modo de ejemplo.

El Gran Error de usar Lejía en Limpieza

Los peligros de la lejía. Cuáles son los efectos de la lejía sobre nuestra salud?

Aunque estemos ante un hecho común y generalizado en la mayoría de hogares y empresas en España, estamos ante un gran error extendido durante años y perfectamente asumido por la mayoría de las personas por la falta de información al respecto.

Si todavía está utilizando lejía con base de cloro en tu casa, o lo usa la empresa de limpieza que limpia su establecimiento, entonces debería de saber que esto implicada en una gran cantidad de accidentes de todos los años y que las consecuencias de los mismo se ven no sólo en las personas, también en las superficies de su casa o establecimiento.

Intentando ser breves y concisos, veamos algunos de los muchos problemas que conlleva el uso de la lejía:

En España, la lejía, es el producto de “limpieza” (concepto erróneo) que más se usa, en el 92% de los hogares y empresas de limpieza. Si lo comparamos con el resto de países de nuestro entorno, vemos que en Suiza sólo el 17% de los hogares o empresas de limpieza usan lejía, un 9% en los Países Bajos o un 7% en Finlandia. Podríamos ir enumerando más y más, pero es algo que deben de comprobar Ustedes mismos sencillamente navegando un poco en internet, verán que somos el país que más lejía usa, aunque de mala manera.

Todo ello conlleva repercusiones que Usted debería de saber y tomar conciencia sobre ello. Por ejemplo, la exposición pasiva a la lejía en su hogar, colegio y otros establecimientos, está vinculada a tasas más altas de infecciones respiratorias infantiles y otras infecciones, según un estudio publicado en línea en la revista Occupational & Environmental Medicine, del grupo BMJ. En dicho estudio se analizó el impacto potencial de la exposición al cloro (lejía) entre más de 9.000 niños entre las edades de 6 y 12 años, de 19 escuelas de Utrecht (Países Bajos), 17 escuelas del este y centro de Finlandia, y 18 escuelas de Barcelona. Después de tener en cuenta un factor tan influyente con el uso de la lejía en las escuelas, los resultados indicaron que el número y la frecuencia de las infecciones eran mayores, en los tres países, entre los niños expuestos pasivamente y con regularidad al uso de la lejía para limpieza y desinfección. El riesgo de un episodio de gripe en el año anterior era un 20% superior, y la amigdalitis recurrente era un 35% más alta. Del mismo modo, el riesgo de cualquier infección recurrente era un 18% mayor entre los niños cuyos padres usaban lejía para limpiar regularmente.

Ante estas informaciones, inmediatamente nos preguntamos ¿entonces si la lejía es tan mala por qué se sigue usando? Tiene una fácil respuesta: No juzgaremos si la lejía es mala o buena, este no es nuestro objetivo, simplemente diremos que existen productos mejores. ¿Y por qué no se usan? Por dos motivos. Primero, la lejía es mucho más barata industrialmente, de unos 0,35€ a 2,50 € el litro de un desinfectante de amonios, con lo que creemos que cualquiera que analice esto entenderá rápidamente el motivo :-). Y segundo, está mitificada por la gente, muchos profesionales de la limpieza, con años de experiencia, piensan aún que la lejía es un buen limpiador, cuando la lejía es un pobre limpiador pero sí un buen blanqueador. La lejía con base de cloro siempre ha sido popular debido a que es extremadamente eficaz como agente blanqueador y como desinfectante si se usa con las concentraciones recomendadas por el fabricante, cosa que tampoco hacemos. ¡Pero no fue diseñada para limpiar!

De hecho, limpiar y desinfectar son dos partes del proceso de limpieza totalmente distintas y, para la limpieza diaria, es mucho más aconsejable utilizar productos no tan agresivos y actuales. Además, para hacer que la lejía sea eficaz como desinfectante, hay que dejarla actuar sobre una superficie previamente lavada y húmeda el tiempo indicado por el fabricante, cosa que tampoco hacemos.

Todos sabemos que la lejía es tremendamente peligrosa con los textiles, pudiendo decolorar rápidamente por el simple contacto, requiere de un minucioso aclarado después de su uso en limpieza para no dejar restos sobre las superficies, es tremendamente dañina con el Medio Ambiente y con las personas (por ejemplo, si vierte el cubo con lejía sobre el césped de su jardín, matará el césped), es muy corrosiva con el acero inoxidable, aluminios y otras superficies similares (si no se efectúa un perfecto aclarado dejando la superficies sin resto de lejía, corroe inmediatamente),  y, finalmente, no es eficaz en reducir olores.

Usted debería de saber que una vez abierta la botella de lejía pierde por si sola su eficacia rápidamente, incluso mientras todavía permanece en el interior de la botella. No todas las marcas de lejía son de la misma concentración al no estar este tema regulado, la dilución estándar de ½ taza por litro de agua (25% de concentrado) no siempre tiene la fuerza y eficacia que nos gustaría en un proceso de desinfección, pueden requerir el contacto prolongado para procesos de esterilización, lo que resulta tremendamente corrosivo con las superficies que estamos esterilizando, y la solución que hemos preparado para esta finalidad, puede requerir el tener que cambiarse en muy poco tiempo ya que se vuelve inactiva. La lejía produce elementos cancerígenos, y debe ser usada en un área bien ventilada. Todos los objetos y superficies que se tratan o limpian con la lejía deben ser bien aclarados y permitir que sequen totalmente.

Ciertas labores para las cuales se utiliza lejía, sin conocimiento de causa, debe de estar perfectamente controladas y supervisadas. El hecho de desinfectar con lejía porque así lo creemos o nos lo han dicho, no es correcto. Los productos desinfectantes están controlados por el MINISTERIO DE SANIDAD, y requieren de unas concentraciones específicas de cloro para que sea efectiva, lo que no siempre se cumple. El hecho del “chorrito” de lejía, no nos garantiza ningún tipo de desinfección salvo que así lo diga el fabricante y lo tenga registrado con su correspondiente ficha de eficiencia.

Contiene Aditivos: los productos con lejía no expresamente formulados para uso en desinfección o sanitización, contienen aditivos, estabilizadores y fragancias que son inadecuados para ser usados en zonas alimentarias y similares. Se asocia el olor de lejía con limpieza, pero mayoritariamente, sobre todo en entornos de servicio de alimentos, este olor resulta ofensivo y desagradable.

Eficacia: el cloro es rápidamente inactivado por materiales orgánicos como partículas de alimentos y la mezcla con algunos detergentes, como por ejemplo el amoniaco.

Estabilidad: la exposición al aire, a la luz y a otros materiales externos puede reducir los niveles de cloro rápidamente, haciéndolo ineficaz. Cuando el cloro es usado en el agua con elevadas temperaturas, esto causa una reacción que emite el gas de cloro. Para informar un poco acerca del gas de cloro, diremos que este gas es tan sumamente tóxico para el ser humano, que fue utilizado durante la Primera y Segunda Guerra Mundial como arma química. La exposición al gas de cloro, incluso a bajos niveles, casi siempre irrita las membranas mucosas (ojos, garganta y nariz) y causa tos, problemas respiratorios, ojos llorosos y con ardor y goteo nasal. Niveles más altos de exposición pueden causar dolor en el pecho, problemas respiratorios graves, vómitos, neumonía y líquido en los pulmones. Niveles muy altos causan la muerte. La cloramina se puede absorber a través de la piel provocando dolor, inflamación, hinchazón y ampollas.

Corrosivo: el cloro es corrosivo en superficies como el aluminio, aceros inoxidables, cromados, gomas y otras superficies plásticas.

Concentración: las lejías probablemente no son medidas correctamente a la hora de diluir antes de ser usada (ej.: échale un “chorrito”), y, dependen mucho de la concentración del producto para ser eficaces. Demasiado poco no esteriliza, mientras demasiado se hace sumamente corrosivo.

Peligroso: El cloro es sumamente reactivo con muchos artículos que son usados en cocinas, incluyendo artículos ácidos como el vinagre o descalcificadores. El resultado es un gas de cloro sumamente venenoso.

Precio contra coste: algunas personas creen que pueden comprar lejías económicamente y hacer un buen trabajo. Considerando los factores vistos hasta ahora, el cloro, en realidad, puede ser una opción más cara que otro tipo de productos específicos, que aunque a primera vista sean más caros, no es verdad.

En definitiva, ante todo lo expuesto y, por filosofía de empresa, en Logic Clean no usamos productos clorados, totalmente prohibido.

Limpieza Ecológica, un mejor y actual concepto

En qué consiste la Limpieza Ecológica?

Hay muchas definiciones por usar, aunque en Logic Clean somos más partidarios de usar las definiciones americanas al ser un aspecto, el de limpieza ecológica, bastante más desarrollado que en la mayoría de países europeos. Se denomina Green Cleaning, Limpieza Verde, al uso de productos de limpieza, procedimientos y utensilios que reducen el Impacto Negativo que pudieran producir sobre la Salud de las personas y el Medio Ambiente comparado con los productos de limpieza y procedimientos genéricos y usados hasta la fecha el mismo fin.

 

Otra definición para la Limpieza Ecológica es la de Limpiar para Salvaguardar la Salud Humana y al mismo tiempo Minimizar el Impacto sobre el Medio Ambiente. El objetivo es el de proteger la salud de los ocupantes, visitantes y personal de limpieza en un edificio y al mismo tiempo reducir la contaminación en el Medio Ambiente si lo comparamos con los productos químicos usados hasta la fecha con los efectos tóxicos que estos han producido. A diferencia de la limpieza tradicional, esto va más allá de la apariencia, al enfocarse en productos, utensilios y servicios que tienen un impacto menos adverso a la salud y el medio ambiente comparado con otros productos que pudieran ser utilizados para el mismo propósito.

Limpieza Ecológica, al igual que Sostenibilidad, significa cubrir las necesidades de limpieza del presente sin comprometer la capacidad de futuras generaciones para cubrir sus propias necesidades.

En las últimas dos décadas, se ha generado mayor énfasis en la industria de limpieza para encontrar nuevas maneras de hacer más con menos. En este contexto, nuevos procedimientos de limpieza, productos y servicios han sido desarrollados con el objetivo principal de mejorar la productividad del personal de limpieza y reducir los costos asociados. Aunque estos aspectos son importantes, la salubridad en el edificio y aquellos que viven, trabajan y/o lo ocupan no han recibido su merecida atención. La Limpieza Ecológica, si es realmente usada en toda su extensión, cambia todo al ayudar a clarificar la conexión que existe entre la Limpieza, la Salud y la Protección del Medio Ambiente.

La Limpieza Ecológica, Green Cleaning o Limpieza Verde es más que usar meros “productos ecológicos” de los que actualmente se encuentran en el mercado, algunos de los cuales de muy dudosa credibilidad. El éxito de un Programa de Limpieza Ecológica depende de numerosos factores. La selección de productos es importante, ya que el efecto sería poco si el régimen de limpieza no se realiza adecuadamente dejando el edificio sucio y la Salud de los Ocupantes, Visitantes y Medio Ambiente en riesgo. Una Limpieza Ecológica, para que sea efectiva, debe de englobar un programa total que incluye químicos, procedimientos, equipo, papel, bolsas, mopas y fregonas, alfombras  y todo aquello utilizado para un efectivo programa de limpieza.

 El movimiento hacia una limpieza más sostenible no implica que los métodos tradicionales sean inapropiados o han creado condiciones inseguras. Se puede visualizar como el siguiente paso, un acercamiento para reducir los impactos de la contaminación mientras continuamos manteniendo y mejorando la salud y confort de nuestros alrededores.

La denominación de Limpieza Ecológica que utilizamos nosotros, va más allá de la limpieza ecológica por el simple hecho de diferenciación de criterios tan simples como que en la actualidad hay productos de limpieza con la denominación de “ecológicos” que se limitan sencillamente a reducir los porcentajes de materias peligrosas hasta los máximos permitidos, lo cual es ya un gran paso, pero en Logic Clean pensamos que siguen siendo materias peligrosas de todas maneras, ahí es donde existe la gran diferencia entre limpieza ecológica y “Limpieza Ecológica” en toda la extensión de su palabra. Esta última no contiene materias que una vez diluidas en ningún porcentaje para sus formulaciones sean consideradas dañinas o con impacto mínimo….al fin y al cabo, la lejía será siempre lejía, igual que el amoniaco.

De ahí que seamos más partidarios de usar criterios y certificaciones basadas y creadas por empresas sin ánimo de lucro, cosa bastante lógica. Para nosotros existe una gran diferencia entre los criterios creados por Green Seal, pionera mundial en la promoción de una economía sostenible y otras compañías dedicadas a la certificación de productos ecológicos . En 1989 no había programas de certificación medio ambiental sin fines de lucro en ningún lugar del mundo. Ahí fue dónde se creó Green Seal con la misión de crear herramientas para ayudar a los usuarios interesados en productos realmente verdes. Con los años la reputación de la marca Green Seal ha crecido hasta simbolizar el liderazgo mundial en productos, servicios y utensilios respetuosos con el Medio Ambiente, hasta tal punto que la mayoría de empresas certificadoras a nivel mundial están usando todos sus criterios, pero con una gran diferencia, por ejemplo, para conseguir la Ecolabel (certificado ecológico europeo), se tiene que pagar pudiendo hasta tener la etiqueta un producto que tenga una reducción en su formulación de algún producto tóxico. En Green Seal este producto ya no puede ni solicitar la etiqueta, la etiqueta se gana, no se compra…diferencia que cualquiera de Ustedes puede entender 🙂

 

Presupuesto sin compromiso

Reciba un presupuesto sin compromiso en menos de 24 horas.

Ingresa tus datos de contacto, un mensaje corto abajo y lo contestaremos lo más pronto posible.

24/7 Abiertos

Si tiene alguna duda o pregunta o simplemente desea obtener un presupuesto, se puede poner en contacto con nosotros a través de este formulario de contacto.

930076499

Llame al teléfono para hablar con nosotros ahora mismo.