Son muchos los establecimientos que tienen moquetas o alfombras en sus suelos. Los motivos por los que se usan alfombras, moquetas y más revestimientos textiles son variados y todos a tener en cuenta, estética del establecimiento, absorción de ruidos al ser el tipo de revestimiento que más elimina el impacto del ruido sobre los suelos, beneficio muscular por su efecto colchón al caminar sobre una alfombra o moqueta, seguridad al ser revestimientos no deslizantes, elegancia, bajo costo de mantenimiento y bajo coste entre la gran oferta existente hoy en día.

El principal problema que tienen todos los establecimientos es la limpieza y mantenimiento de las alfombras y moquetas, así como la limpieza y mantenimiento de todo tipo de textil, sofás, sillas, etc. Las alfombras que no son debidamente limpiadas y mantenidas dañan la imagen en cualquier establecimiento. La suciedad que llega a acumularse sobre los revestimientos textiles y las manchas son realmente desagradables a la vista de las personas que visitan su establecimiento y, ya no sólo a nivel estético, pueden contener bacterias dañinas, ácaros que provocan múltiples alergias, polen, malos olores, gérmenes, proporcionando una muy mala calidad del aire interior, lo que afecta a las personas que habitan o visitan el establecimiento.

Su papel es importante en la manera en que la alfombra o moqueta luce y dura en su edificio. En sí misma la alfombra o moqueta no es la causante de ningún problema para la salud humana o para la estética de su establecimiento, el único problema lo causa la falta de limpieza y mantenimiento. El implementar un buen programa de mantenimiento y limpieza para sus revestimientos textiles realzará la apariencia de su establecimiento, mejorará la limpieza del ámbito de trabajo y será un valioso recurso para el buen mantenimiento de su establecimiento. Implantar un mantenimiento de limpieza de alfombras y moquetas en su establecimiento no tiene por qué ser caro, es más caro cambiarlas.

Las alfombras y moquetas requieren una limpieza especializada, ya que la limpieza  de  alfombras y moquetas no es solo una cuestión estética. No es suficiente el simple mantenimiento con el aspirador algunas veces, este resulta muy superficial y poco efectivo si no es realizado con un aspirador de potencia adecuada. Los métodos de limpieza han de ser los adecuados a cada tipo de moqueta y alfombra de acuerdo con sus características técnicas y deben de realizarse con las frecuencias adecuadas, depende del tráfico humano que resista su alfombra o moqueta.

Con el aspirado que se pueda realizar no se detiene ni elimina la suciedad que se incrusta en su alfombra o moqueta. La suciedad insertada dentro de las alfombras y moquetas a diario, actúa bajo el efecto de las pisadas como hojas de afeitar, seccionando y desgastando la fibra. La suciedad es el mayor degradante de los tejidos, siempre se deposita en la base de la alfombra o moqueta reduciendo su duración. Toda esta suciedad debe de ser extraída para el buen mantenimiento de su revestimiento textil, cosa que resulta imposible con el aspirado, aunque este debe de ser realizado.

Un mantenimiento de su alfombra o moqueta debe de contemplar los pasos y los procesos adecuados para adaptarse a la vida útil de la misma. En el momento en que por falta de un mantenimiento Usted reduce esta vida útil, Usted pierde parte de su inversión.

Un mantenimiento de alfombras y moquetas consta de tres fases: mantenimiento de rutina, intermedio y restauración.

  • El mantenimiento de rutina se centra en quitar rápidamente la tierra, polvo, manchas y suciedad superficiales que se acumulan en el día a día.
  • El mantenimiento intermedio se enfoca en remover la suciedad antes de que ésta penetre profundamente en la alfombra.
  • El mantenimiento de restauración se basa en extraer la suciedad y la tierra que ya ha penetrado completamente hasta la base de la alfombra o moqueta.

Hay varios sistemas para la limpieza de alfombras y moquetas, como limpieza con espuma seca y máquina, limpieza con champú y máquina, pero no dejan de ser tratamientos para la limpieza de suciedad superficial, no limpian hasta la base de la alfombra. Es por eso que en Logic Clean usamos siempre el sistema de inyección-extracción, único método recomendado para la limpieza profunda de alfombras y moquetas.

En Logic Clean le ofrecemos soluciones de limpieza para sus alfombras, moquetas y otros revestimientos textiles.

Y si tiene alguna mancha, unos consejos

  • Si la mancha es sólida, recogerla con papel o cuchara. Y si tiene que rascas, hágalo con algo de canto redondo.
  • Si por es líquida, lo más adecuado es secarla con un papel absorbente.
  • Nunca se debe frotar la mancha ni esperar a que se seque para limpiarla, la tela podría deformarse y la mancha expandirse. Frotando la mancha la introducimos más en el textil. Es preferible cepillar suavemente la zona afectada.
  • Si es reciente y podemos limpiarla, lo más conveniente es limpiar desde el borde hacia el interior, (con el fin de que no se agrande), mojando la zona si fuera necesario.
  • Siempre hay que secar la mancha, mejor con papel absorbente, evitaremos que destiña y dañe el textil.
  • No usar nunca como el amoniaco, el textil perderá su color natural.

Póngase en contacto con nosotros para solicitar una limpieza de mantenimiento o limpieza profunda de su alfombra o moqueta, le aconsejaremos sin ningún compromiso.