El Control del Asma en Centros Educativos

El Control del Asma en Centros Educativos

Nuestros hijos pasan una parte significativa de su día a día en la escuela y para aquellos con problemas de asma es muy importante que los síntomas del asma sean totalmente conocidos por parte de los centros educativos. La demanda de centros educativos con programas para la prevención y control de asma está cada vez más en alza por las ventajas que ello supone para nuestros hijos delante de tan común problema. No sólo los padres deben de conocer los síntomas y problemas del asma, hoy en día es imprescindible que los centros educativos dispongan incluso de sus propios programas de prevención teniendo en cuenta que, en ausencia de los padres, los profesores son las personas encargadas de cuidar y supervisar a los niños en el horario escolar, que supone para el niño hasta un 30% del tiempo, sin contar con el de las actividades extraescolares.

El asma es una de las principales enfermedades crónicas entre los niños y adolescentes de todo el mundo y, aunque es una patología variable, considerado de forma global, en cada aula de 25 alumnos habría una media de 3 o 4 niños asmáticos, por lo que la mayoría de los docentes muy probablemente van a tener que enfrentarse, en un momento u otro, con estos problemas. El Consejo Europeo reconoció al asma como la enfermedad crónica no transmisible más común de la infancia y desde 1994, en países como Finlandia, se vienen desarrollando programas para la reducción del asma en la vida cotidiana de las personas afectadas, cosa normal teniendo en cuenta que en Europa, casi 10 mil millones de personas menores de 45 años tienen asma y que la prevalencia del asma en la Unión Europea (UE) es del 8,2% en adultos y del 9,4% en niños.

Casi 1 de cada 2 niños con asma falta al menos 3 días de clases cada año debido a su asma. Cada año, el asma causa más de 10 millones de días perdidos de la escuela a nivel mundial, por lo que el absentismo escolar derivado del asma es una realidad.

¿Qué es un ataque de asma?. Un ataque de asma puede incluir tos, opresión en el pecho, sibilancias y dificultad para respirar. El ataque de asma ocurre en las vías respiratorias, que son los conductos que llevan el aire a los pulmones. A medida que el aire pasa por los pulmones, las vías respiratorias se van haciendo más pequeñas, como las ramas de un árbol al alejarse del tronco. Durante un ataque de asma, las paredes de las vías respiratorias en los pulmones se inflaman, lo cual hace que las vías se vuelvan más estrechas. Menos aire entra y sale de los pulmones, y el cuerpo produce una mucosidad que obstruye aún más las vías respiratorias.

¿Qué causa un ataque de asma a los niños en las escuelas?. Estos ataques pueden ocurrir cuando los niños son expuestos a los “desencadenantes del asma” y estos pueden ser distintos entre niños que padecen esta enfermedad. Algunos de los desencadenantes ambientales más comunes, sin contar con el esfuerzo físico, que se encuentran comúnmente en los edificios escolares incluyen:

  • Estufas o calentadores sin ventilación.
  • Productos químicos como las pinturas y disolventes.
  • Agentes de limpieza como la lejía o el amoniaco.
  • Perfumes.
  • Aerosoles.
  • Pesticidas.
  • Cucarachas y otras plagas.
  • Moho resultante del exceso de humedad en el edificio.
  • Pelos de animales en el aula.
  • Los ácaros del polvo.
  • Humo del tabaco.
  • Contaminación atmosférica.

 

Las infecciones asociadas a la influenza (o gripe), resfriados y el virus respiratorio sincicial (VRS) pueden desencadenar un ataque de asma. Las sinusitis, las alergias, inhalar algunos químicos y la acidez estomacal también pueden desencadenar ataques de asma.

Las escuelas amigables con el asma son aquellas que hacen el esfuerzo de crear ambientes de aprendizaje seguros y de apoyo para los estudiantes con asma. Tienen políticas y procedimientos que les permiten a los estudiantes controlar su asma. A lo largo de la década de 2000, especialmente en Estados Unidos, multitud de países han ido desarrollando diversas estrategias de control del asma en centros escolares creando herramientas y guías para ayudar a las escuelas a ser más amigables con el asma. Hoy en día hay multitud de guías para ayudar a los colegios a ser más amigables con el asma que ofrecen orientación y sugerencias para escuelas que buscan mejorar la salud y la asistencia de estudiantes con asma.

Estas guías están basadas en la gestión del asma en la escuela, la educación para el autocontrol de los estudiantes, la calidad del aire interior y la reducción de los desencadenantes más comunes que producen ataques de asma, proponen sistemas de vigilancia del asma y sus guías generales son:

Formación en auto gestión del asma para estudiantes

Se facilita información y apoyo para la implementación de programas para la gestión del asma en las escuelas con el objetivo de capacitar a profesores y alumnos para la correcta actuación y control de los problemas derivados del asma. La Asociación Española de Pediatría de Atención Primaria facilita bastante información al respecto, teniendo en cuenta que la formación del profesorado en España no es la más óptima en este aspecto, según datos facilitados por la Fundación BBVA, datos que aportan estudios en los que sólo el 7% del profesorado identifica correctamente los síntomas del asma.

Calidad del aire interior y reducción de los desencadenantes del asma

Existen en muchos países programas para formación e implementación de controles de la Calidad del Aire Interior, programas y herramientas para ayudar a las escuelas a reducir los factores desencadenantes del asma y mejorar la calidad del aire interior, como la reducción de los productos peligrosos de limpieza en la limpieza diaria de las escuelas ya sean lejía o amoniaco, eliminación de aerosoles y productos de limpieza altamente perfumados para mejorar la calidad del aire interior con productos de limpieza sostenibles, el uso de pinturas sin solventes, instituir políticas contra el ralentí de los autobuses escolares y los automóviles para reducir la exposición de los estudiantes a las emisiones de los vehículos en las áreas de recogida y entrega de las escuelas, incluso hay escuelas que tienen sistemas para proporcionarles a los estudiantes y maestros la notificación de días con mala calidad del aire exterior para que los niños con asma puedan tomar las medidas apropiadas para reducir la exposición al aire libre.

Formación del personal escolar

Hay guías para desarrollar programas de control del asma en los cuales se incluye a todo el personal implicado en el centro escolar, miembros del consejo, administradores y maestros para aprender sobre el asma y la calidad del aire interior e integrar la educación ambiental y sanitaria en el centro académico cuando sea posible. proporcionando educación sobre el asma para la comunidad escolar (padres, maestros, enfermeras, administradores, entrenadores y todo el resto del personal) para promover mensajes consistentes sobre estrategias y políticas para tratar el asma. Incluyen mensajes tan importantes como reconocer y responder a síntomas graves de asma que requieren una acción inmediata, programas desarrollados con fuentes capacitadas para ello o herramientas para el personal de educación física y atlética sobre el reconocimiento de síntomas de asma entre estudiantes atletas y respuestas efectivas para entrenadores y educación física.

Hoy en día, todos los centros educativos en España deberían de tener su programa para el control de asma como un eslabón crítico en el esfuerzo por mantener una red de apoyo para estudiantes con asma.

En España la ley permite a los centros educativos implementar políticas que les permitan a los estudiantes llevar y auto administrarse medicamentos para el asma, de hecho, hay programas estatales de asma que funcionan para ayudar a implementar estas leyes. Las escuelas que quieran desarrollar estos programas y tener éxito en su desarrollo, deben de hacerlo en una línea correcta:

  • Estableciendo fuertes vínculos con médicos especialistas en el asma para garantizar la atención médica adecuada y continua en la escuela.
  • Dirigirse a los estudiantes que son los más afectados por el asma en la escuela para identificar e intervenir con aquellos que más lo necesitan.
  • Obtener aceptación administrativa y formar un equipo de personas entusiastas, incluida una enfermera escolar de tiempo completo, para apoyar el programa.
  • Utilizar un enfoque coordinado, multifuncional y colaborativo que incluya servicios de enfermería escolar, educación sobre el asma para estudiantes y desarrollo profesional para el personal de la escuela.
  • Apoyar la evaluación de programas escolares y usar medidas de resultado adecuadas y apropiadas

Sólo si se consigue una adecuada implementación de un programa de control de asma, se puede alcanzar el objetivo de que una escuela sea denominada “escuela amigable con el asma” y será capaz de mejorar el grado de control y el bienestar de los niños que presentan asma.

Ejemplo de guía facilitada por la Asociación Española de Pediatría de Atención Primaria, al cuidado de la infancia y la adolescencia. 

Una buena Limpieza Sostenible y Respetuosa ayuda a conseguir estos objetivos. Desde Logic Clean™ le ayudamos ofreciéndole productos de limpieza y servicios que eliminarán los desencadenantes del asma producidos por los productos de limpieza convencionales.

About the author

logicadmin1 administrator

Deja un comentario