Los Microorganismos y la Limpieza

Los Microorganismos y la Limpieza

Bacterias, microorganismos, virus, esto es sólo para los anunciantes de productos de limpieza¡¡¡

Pero los microbios o microorganismos (bacterias, virus) son seres vivos visibles tan solo a través del microscopio y popularmente considerados cómo el enemigo, especialmente en el momento en que nos vemos afectados por la introducción de alguno en nuestro cuerpo, en este momento ya no es tan sólo un slogan para los anunciantes de productos de limpieza. Cabe recordar que, además de los de carácter patógeno, existen versiones beneficiosas de nuestros minúsculos protagonistas, sin los cuales no sería posible la vida tal y cómo la conocemos.

La limpieza ayuda a prevenir su propagación, es fundamental una buena limpieza para prevenir en lo posible la proliferación de microorganismos. En determinadas situaciones, además  de  la  limpieza  es necesaria  la  desinfección o sanitización. La desinfección o sanitización supone la eliminación, mediante productos químicos, de los microorganismos existentes en una zona.

La diferencia entre desinfectar y sanitizar es que con la desinfección se destruye el 99,9% en un periodo de tiempo que no exceda de los 10 minutos y sanitizar es destruir en un 99% en un periodo de tiempo que no exceda de 30 segundos pero sanitizando no se destruyen virus ni hongos.

Para seguir hablando de ello es necesario saber el tipo de enemigo con el que tenemos que luchar, saber algo más acerca de los microorganismos.

La suciedad con la que nos encontramos y que generalmente hay que limpiar, se puede clasificar de la siguiente forma:

  • Materia inorgánica, como la derivada de la dureza del agua (sales cálcicas y magnésicas).
  • Materia orgánica como restos de alimentos y grasas.
  • Materia viva que la componen los microorganismos.

Los microorganismos, en general, pueden agruparse en 3 grandes familias:

LAS BACTERIAS:

Son seres unicelulares que viven en medios en los que predomina la humedad y son el origen de frecuentes enfermedades.

Descomponen rápidamente los medios orgánicos, provocando las fermentaciones y putrefacciones. Se reproducen muy rápidamente y una sola bacteria puede llegar a convertirse en 24 horas en una colonia de millones de bacterias.

Los principales enemigos de las bacterias con los ambientes ácidos (pH menor de 5) o alcalinos (pH mayor de 9), la falta de humedad, la luz y las temperaturas extremas.

Dentro de la familia de bacterias existen 4 grandes grupos, que a su vez presentan muchas variedades: los cocos (incluyendo entre otros estafilococos y estreptococos), los bacilos, los vibrios y los espirilos.

Algunos ejemplos de bacterias patógenas frecuentes son la Escherichia Coli, el Staphylococcus Aureus, la Pseudomonas Aeruginosa, el Clostridium Botulinum o las  Salmonellas.

LOS VIRUS:

Se trata de seres de composición muy simple, todavía más pequeños que las bacterias y que solo pueden ser vistos al microscopio.

Necesitan parasitar a otras células para sobrevivir. Pueden permanecer largo tiempo inactivos hasta que encuentran una célula adecuada para su desarrollo.

Algunas enfermedades producidas por virus son la hepatitis, el SIDA, la gripe, el sarampión.

LOS HONGOS:

Esta familia agrupa a los mohos y levaduras. Actúan también como parásitos de la materia orgánica muerta.

Algunos hongos producen enfermedades en la piel, aunque atacan principalmente a los vegetales.

Algunos ejemplos de hongos son la Cándida Albicans (presente en el intestino humano) o el Aspergillus Níger (origen de ciertas infecciones en el oído). También pertenecen a esta familia los diversos tipos de hongos que originan el “Pie de atleta”.

Dentro de cada grupo existen múltiples variedades de microorganismos, y algunos de ellos pueden ocasionar serios problemas para la salud humana, originando infecciones que pueden llegar a manifestarse en forma de diferentes enfermedades.

A continuación les detallamos por zonas algunos de los peligros potenciales que conllevan  y algunas medidas preventivas.

Peligros potenciales y medidas preventivas según áreas:

Áreas Alimentarias: Cocinas, zonas de preparación alimentaria, industria alimentaria.

Peligro Potencial: Toxiinfecciones  Alimentarias. Desde sintomatología digestiva leve hasta cuadros graves que requieren hospitalización (p.e.: salmonelosis, listeriosis, etc)

Medida Preventiva: Implantar un correcto plan de Limpieza y Desinfección. Utilizar productos homologados para áreas alimentarias y respetar las indicaciones de uso y tiempos de actuación. Utilizar los procedimientos de limpieza adecuados en todo momento.

Áreas Sanitarias: Baños, vestuarios, saunas, piscinas.

Peligro Potencial: Contagio de infecciones/ infestaciones provocadas por bacterias, virus, hongos, parásitos. (p.e.: pie de atleta)

Medida Preventiva: Implantar un correcto plan de Limpieza y Desinfección. Utilizar productos homologados para la limpieza de áreas sanitarias y respetar las indicaciones de uso y tiempos de actuación. Utilizar los procedimientos de limpieza adecuados en todo momento.

Áreas Comunes: Zonas comerciales, recibidores, pasillos, salas de espera.

Peligro Potencial: Aspecto visual desagradable, olores, etc. Prestar atención especial en áreas comunes de instalaciones sanitarias, extremar las medidas de limpieza y desinfección.

Medida Preventiva: Implantar un correcto plan de Limpieza y Desinfección. Utilizar productos homologados para la limpieza de áreas sanitarias y respetar las indicaciones de uso y tiempos de actuación. Utilizar los procedimientos de limpieza adecuados en todo momento. Usar desinfectantes si el tipo de establecimiento lo requiere (p.e.: hospitales)

About the author

logicadmin1 administrator

Deja un comentario