Principios en una correcta Limpieza de Alfombras Moquetas

Principios en una correcta Limpieza de Alfombras Moquetas

Los buenos principios para la limpieza y mantenimiento de alfombras y moquetas fueron actualizados en 2015 por el Consenso ANSI / IICRC S100-2015. ANSI, siglas en inglés de Instituto Nacional Estadounidense de Estándares es una organización sin fines de lucro que supervisa el desarrollo de estándares para productos, servicios, procesos y sistemas en los Estados Unidos y otros muchos países, siendo a su vez miembro principal de la Organización Internacional para la Estandarización (International Organization for Standardization, ISO).

El objetivo de estos buenos principios de la limpieza profesional para las alfombras, moquetas y textiles es el de maximizar la eliminación de la suciedad y minimizar el daño que la suciedad y el mal mantenimiento produce sobre los textiles.

Antes de seleccionar los métodos de limpieza, se debe realizar una evaluación del suelo textil que queremos limpiar debiendo de tener en cuenta que para que cualquier método o sistema sea efectivo, se deben abordar los principios esenciales de limpieza para obtener el resultado de limpieza deseado. Si estos principios se ven comprometidos, la eficacia de la limpieza disminuirá y sus alfombras y moquetas se verán seriamente afectadas tanto en la calidad de la limpieza que va a efectuar como en el ciclo de vida de las mismas.

Principio 1: Retirada de Residuos Sólidos. Las técnicas y frecuencias de aspiración deben seleccionarse en base a una comprensión de cómo y dónde se acumulan los residuos sólidos en la alfombra. Se recomiendan aspiradores con una alta potencia de succión y sistema de agitación de pelo para optimizar el aspirado de residuos sólidos. Para alfombras y moquetas que soportan alto tráfico, deben de usarse aspiradores de alta potencia de succión y cepillo para levantar residuos sólidos para proporcionar una aspiración efectiva. Deben usarse aspiradoras con sistemas de recolección de residuos sólidos de alta eficiencia (filtros HEPA) ya que esto reduce la distribución de partículas finas de polvo en el aire respirable del interior del edificio, lo que contamina el ambiente interior del edificio.

Principio 2: Suspensión de la suciedad. La suspensión de la suciedad separa los sólidos adheridos a las fibras de la alfombra o moquetas que no han podido ser eliminados durante los procedimientos de aspirado de residuos sólidos (principio 1). Una suspensión eficaz de la suciedad incorpora cuatro elementos: actividad química, calor o temperatura para acelerar la actividad química, agitación para una distribución química adecuada y tiempo para que los productos químicos funcionen correctamente. Cuando se reducen uno o más de estos cuatro elementos, se debe aumentar uno o más de los otros para que se produzca una correcta suspensión de los residuos sólidos acumulados en la alfombra o moqueta. Si se eliminan pasos, no se obtienen los resultados deseados o resultados superficiales.

Principio 3: Extracción de la Suciedad Suspendida. Una vez que los residuos sólidos de la alfombra o moqueta han sido suspendidos lo máximo posible, se deben eliminar físicamente. Los sistemas adecuados para eliminar los residuos sólidos suspendidos y los métodos a los que se aplican incluyen absorción o adsorción, aspiración en húmedo, enjuague/extracción de agua, enjuague y aspirado de residuos sólidos. Cualquier otro método usado diferente a los mencionados es de superficie y no recomendado.

Principio 4: Aspirado Profundo y Cepillado. Si bien este paso no contribuye a la eliminación de la suciedad una vez realizada una limpieza, este debe de realizarse en situaciones específicas y sobre alfombras de pelo largo y natural para reducir la humedad en las mismas, mejorar la evaporación y reducir al máximo los tiempos de secado así como el cepillado de las alfombras de pelo largo proporciona una distribución adecuada de las fibras que evita aplastamiento de las mismas y mejora la apariencia.

Principio 5: Secado. Los operarios siempre deben tomar medidas para minimizar el tiempo de secado de las alfombras y moquetas después de la limpieza. El hecho de no secar los textiles dentro de un marco de tiempo razonable puede causar varios problemas potenciales, incluidos inconvenientes para el cliente, re-ensuciarse inmediatamente debido al tráfico peatonal inmediato, resbalones y caídas, crecimiento microbiano y olor asociado, oxidación y pérdida del color. Los tiempos de secado dependen en gran medida del rendimiento del profesional de la limpieza, la maquinaria y utensilios usados, la cooperación del cliente, el nivel de suciedad y el método de limpieza empleado.

Gestionar la Suciedad: el paso más importante en el cuidado de alfombras, moquetas y textiles:

La gestión de la suciedad comienza fuera de una casa o edificio, donde se originan la mayoría de los residuos orgánicos grasosos y abrasivos. Las áreas de estacionamiento y los pasillos deben ser aspirados, barridos o soplados con frecuencia, y mantenidos libres de escombros. Además, deben lavarse a presión o cepillarse en húmedo y enjuagarse con manguera para evitar la acumulación de suciedad y polvo grasosos y abrasivos que puedan entrar dentro del edificio.

Felpudos en las entradas. Se debe evitar que la suciedad entre en un edificio usando felpudos como la barrera más eficiente para la suciedad y estos pueden usarse en el exterior y en el interior del edificio. Un sólo felpudo puede ser suficiente a la entrada de la mayoría de las casas, pero en las entradas de edificios comerciales deben tener un sistema de dos felpudos para una máxima prevención de entrada de la suciedad. Debemos de tener en cuenta que el 80% de la suciedad que entra dentro de un edificio entra a través de los zapatos.

Programas y procedimientos de limpieza y mantenimiento comercial y residencial. Las instalaciones comerciales deben tener un plan específico para la eliminación y control programado de la suciedad. El programa de mantenimiento para la eliminación y contención de la suciedad para que no se incruste en las alfombras y moquetas debe considerar muchos factores, incluidos el presupuesto, la cantidad de tráfico que resisten las alfombras y moquetas, el tipo de textil del que están fabricadas y el estado en que queremos mantenerlas, si sucias o siempre limpias.

Las instalaciones de alfombras residenciales deben tener un plan que incluya el barrido de las aceras, las entradas de entradas de automóviles y áreas de entrada para evitar al máximo la entrada de residuos sólidos que puedan incrustarse en las alfombras, así como una limpieza de alfombras de entrada, aspiración regular y limpieza profesional.

About the author

logicadmin1 administrator

1 comentario hasta ahora

PhilPosted on2:12 pm - Abr 8, 2018

Muchas gracias por el artículo, creo que es la primera vez que veo una empresa en España con esta filosofía sobre las alfombras tan correcta ya que en España no saben limpiar y mantener las alfombras (sin perder el respeto)

Deja un comentario