Pulido y Abrillantado de Suelos de Hormigón

Si tiene Usted un suelo de hormigón, llamado a veces suelo de cemento, y está pensando en realizarle un pulido y abrillantado en Barcelona o en cualquier otro punto del territorio nacional, está Usted en el lugar adecuado. En Logic Clean podemos ofrecerle nuestro servicio de pulido y abrillantado de suelos de hormigón a un coste asequible y resultados altamente satisfactorios.

Nuestro servicio de pulido y abrillantado de suelos de hormigón le permitirá descubrir un suelo totalmente nuevo que, en apariencia, parecía no existir anteriormente. Un pulido y abrillantado sobre un suelo de hormigón, aparte de dar vida al suelo, le ofrece las siguientes ventajas:

  • La durabilidad del pulido y abrillantado.
  • La nula toxicidad del suelo de hormigón al no usar productos químicos agresivos para el pulido.
  • La facilidad de limpieza y mantenimiento.
  • La gran capacidad de recuperación del abrillantado si este sufriera desgaste por mal mantenimiento.
  • Antideslizante si es pulido adecuadamente sin usar productos químicos.
  • La gran resistencia en el uso diario que le proporciona durabilidad al pulido.
  • Luminosidad al captar y reflectar la luz dando una mayor sensación de amplitud.
  • Versatilidad al ser pulido y abrillantado, se convierte en un suelo elegante.
  • Impermeabilidad si es correctamente pulido y densificado con litio.
  • Integración en ambientes modernos, clásicos o artesanales.
  • Mayor resistencia a la abrasión y menores costes de limpieza.

El hormigón es el material de construcción más usado en el mundo y el que se utiliza con más frecuencia para superficies de suelos industriales, aunque en los últimos años ya se usa por igual en suelos comerciales y a nivel particular por su alta versatilidad e integración en cualquier tipo de ambiente. Los suelos de hormigón son los únicos que brindan una mayor durabilidad y versatilidad en relación con el coste.

Al pulir y abrillantar un suelo de hormigón, siempre sobre un hormigón ya curado, estamos haciendo un tratamiento especial sobre la superficie del mismo para conseguir un acabado específico, tratamiento que varía en base a los agregados áridos que pueda contener el hormigón o el grosos de las capas que lo componen. Al pulir hacemos que la superficie deje de ser tan porosa y se convierte en una superficie resistente, debido a un proceso de pulido en el que se efectúa con diferentes granos de diamantes, dependiendo estos de los niveles de pulido y abrillantado que queramos darle al suelo.

Un suelo de hormigón tiene muchas variables que afectan su durabilidad y funcionalidad del suelo a largo plazo. La calidad del hormigón, los procedimientos de acabado, las condiciones climáticas  y el entorno de colocación, juntas y sub-base, por mencionar algunos. Evidentemente, la calidad del hormigón es sin duda una de las partes más importantes dentro de estas variables para obtener suelos duraderos. El pulir y abrillantar un suelo de hormigón con la ayuda de diferentes granos de discos de diamante, un buen densificado con litio para compactar aún más el hormigón y, si así se desea, el uso de producto hidrófugo base agua ayuda y fortalece su suelo de hormigón prolongando su vida útil, independientemente de cambiarle el aspecto visual. Contrario a lo que en principio puede parecer, un suelo de hormigón pulido, si no es cristalizado con fluorsilicato o productos similares, no resbala, proporciona agarre cuando andamos sobre él.

Al pulir y abrillantar un suelo de hormigón, convertimos algo que en principio era frío, industrial y que no llamaba la atención en algo de gran belleza, podemos elegir el nivel de acabado y convertirlo en un suelo único y exclusivo, lo convertimos en una superficie segura antideslizante, de muy bajo mantenimiento, con un acabado totalmente sostenible y ecológico aumentando y dándole una larga vida útil.

La propiedad más importante que otorga el pulido, densificado y abrillantado sobre un suelo de hormigón es la gran resistencia al desgaste que este le proporciona y la poca formación de polvo que genera, aparte de la apariencia y una mayor capacidad de reflexión de la luz. Aumenta la resistencia a la abrasión, especialmente si es un suelo de hormigón de baja resistencia o mal construido, el hecho de densificar y endurecer el suelo en el transcurso del pulido, así como un posterior cerramiento del poro antes del abrillantado, le proporciona una mayor resistencia a la abrasión.

Debemos de tener en cuenta que el hormigón es un material poroso con una resistencia química limitada, es muy sensible a los productos de limpieza que no sean neutros. Los ácidos orgánicos y minerales reaccionan con el material cementoso alcalino erosionando la superficie. Muchos otros agentes, incluidos la mayoría de los alimentos, aceites y algunos productos químicos, atacan el hormigón con el paso del tiempo. El hecho de usar densificador de litio y, siempre que se desee, protegerlo con producto hidrófugo base agua, una vez finalizado el abrillantado deseado, ayuda a evitar la penetración de sustancias provocando manchas en el hormigón, con el pulido y abrillantado hemos reducido considerablemente la porosidad del suelo de hormigón.

El aspecto final de un suelo de hormigón cuando procedemos a realizar un pulido y abrillantado nunca es el mismo y depende de cada persona en concreto. Lo primero que hay que tener en cuenta es que un suelo de hormigón se construye con materiales naturales y se terminan con técnicas que no se pueden controlar con la misma precisión que en una fábrica, y, además las condiciones durante la instalación pueden variar, cosas que afectan siempre en el acabado final. Un pavimento de hormigón típico tiene un color gris, hoy en día también en diferentes colores si se usan pigmentos y la composición de las capas que lo conforman es muy variable, incluso los agregados áridos pueden ser de diferentes tamaños, colores y composiciones. Todos estos aspectos hacen que el resultado final de un pulido y abrillantado de un suelo de hormigón siempre sea único y variable.

El proceso del pulido y abrillantado de un suelo de hormigón, dependiendo del acabado que queramos conseguir, para inicialmente por un desbastado o esmerilado usando diamantes de grano grueso dependiendo del nivel de rebaje al que queramos someter al suelo, pasando luego al rectificado para dejar una superficie lisa y homogénea. Se procede a impregnar el suelo de hormigón con densificar de litio abundantemente para que este densifique y expanda lo suficiente para otorgar al suelo una mayor resistencia a las manchas, resistencia al desgaste, menor formación de polvo y una mejor calidad en todos los aspectos.

Un vez seco el suelo de hormigón, es cuando procedemos al pulido con diamantes de grano más fino para otorgar al suelo profundidad, sellado de poro y una buena capacidad de reflexión para dejarlo listo para el siguiente paso, al abrillantado de los niveles deseados, niveles que pueden ser de brillo mate, de brillo satinado o de alto nivel de brillo, depende de cada persona en concreto.

En cuanto al aspecto final del suelo al realizar un pulido sobre un suelo de hormigón, hay tres estilos diferentes y la diferencia entre ellos es la cantidad de arena y agregados áridos (piedras) que quedan expuestos después del proceso realizado sobre el suelo. Cada suelo posee su propia mezcla única de cemento, arena y piedra y esto es lo que influye en el aspecto final y garantiza un aspecto único que no se encontrará en ningún otro suelo.

Pulido y Abrillantado de Suelos de Hormigón

Acabado Agregados Áridos es aquel en el cual conseguimos ver totalmente la piedra que está debajo de la primera capa del suelo, quedando similar a un suelo de terrazo continuo, debiendo de proceder a un fuerte desbastado de la superficie del hormigón, entre 3 y 4 milímetros hasta conseguir que las piedras de la capa inferior se muestren en su totalidad. Una vez conseguido este objetivo, el suelo puede ser abrillantado al nivel de brillo deseado, mate, satinado o de alto nivel de brillo.

El acabado Semi Agregados Áridos extrae solo las arenas más finas y los agregados áridos más superficiales dentro del suelo de hormigón, quedando un suelo mixto entre arena y piedra con un aspecto generalmente moteado. Este proceso se efectúa se logra puliendo cuidadosamente aproximadamente entre 1 y 2 milímetros de la superficie mediante un proceso entre desbastado y rectificado para exponer las arenas más finas y los agregados del interior. Una vez que se completa este proceso de inicial, se aplican los siguientes diamantes más finos a la superficie hasta lograr el nivel deseado de claridad, brillo y suavidad.

Pulido y Abrillantado Suelos Hormigón

Acabado Sin Agregados es aquel en el cual se trabaja sólo la superficie del suelo de hormigón, trabajo que siempre es innegablemente hermoso con todas sus texturas y matices, pero dependiendo de la composición del suelo es imposible de definir. El pulido y abrillantado de un suelo de hormigón a estos niveles superficiales siempre refleja un estilo en contraposición al color, incluso a veces dando agradables aspectos cremosos al suelo, pero no siempre. De hecho, el color varía según la mezcla de hormigón preexistente. Surgirá una sutil mezcla de texturas y colores, influenciada por los materiales constituyentes dentro de la superficie de su suelo de hormigón.

En todos los casos, con el pulido y abrillantado de un suelo de hormigón, Usted obtendrá beneficios:

  • Fácil de limpiar porqué la superficie tratada es ahora lisa y no porosa.
  • No genera polvo. El hormigón pulido no genera el polvo de un hormigón poroso gracias a la eliminación de la porosidad y frialdad superficial.
  • Resistente al tráfico. Particularmente indicado en establecimientos de mucho tránsito sobre el cual no quedan marcas, o son muy fáciles de eliminar.
  • Al no provocar reacciones químicas sobre la superficie, no resbala.
  • Resistente a líquidos si se densifica correctamente y se le aplica producto hidrófugo.
  • No se van a crear rayas anti-estéticas como pasa en suelos de hormigón a los cuales se les aplica constantemente resinas o pinturas. La superficie es pulida sin ser cubierta con resinas o productos que se pueden rayar.
  • Mucho más higiénico ya que al dejar la superficie lisa, endurecida y pulida, no absorbe facilitando la remoción de germen y bacterias.
  • Mucho más económico que cambiarlo.
  • Ecológico al tratar su suelo sin aplicar resinas, pinturas u otros productos nocivos y cancerígenos. No absorbe malos olores o provoca micro-partículas peligrosas por la salud o que puedan causar alergias.

En Logic Clean nos ponemos a su disposición para dialogar y recomendarle la mejor opción posible para pulir y abrillantar su suelo de hormigón, el suelo más ecológico en la actualidad.

En esta página dispone de más información acerca del pulido y abrillantado de suelos de Logic Clean.

Vea el pulido y abrillantado de suelos de terrazo de Logic Clean.