¿Qué es una Limpieza Ecológica y Sostenible?

Qué es la Limpieza Sostenible?

A día de hoy, todo lo relacionado con lo “ecológico” está en auge. Hay que reciclar, hay que cambiar nuestros hábitos, hay que pensar en “verde”, reforestar nuestros bosques, reducir la emisión de carbono, reducir la emisión de COV´s (compuestos orgánicos volátiles). Miles de ideas para decir que somos más respetuosos con el medio ambiente.

Pero hay mucha gente que realmente no sabe en qué se basa la sostenibilidad, en nuestro caso en concreto qué es una limpieza ecológica y sostenible. El mercado está lleno de oportunistas que se aprovechan de lo “ecológico”, “sostenible”, sin tener el concepto realmente claro, son de todo por dinero y, en muchos casos, este es el primer concepto a tener en cuenta, desgraciadamente.

¿Es realmente ecológico el hecho de que Usted use vinagre para la limpieza en su casa?. Lo primero que debería Usted de saber es si el vinagre está formulado para limpiar, cosa que no es así, debería también de saber el pH que tiene el vinagre y el efecto que puede tener sobre las superficies a limpiar así como si el pH del vinagre es el adecuado para actuar sobre el pH de la suciedad que queremos eliminar. Para su información, le diremos que el pH del vinagre es pH 2 aproximadamente y que la suciedad que Usted tiene en su casa es el mismo pH, por lo que algo se está haciendo mal. En su casa, salvo en los baños si hay acumulación de cal, Usted debe de limpiar con productos de pH Neutro y ligeramente alcalino en la cocina, no con productos ácidos que deterioran las superficies. Si Usted deteriora las superficies de su mobiliario e infraestructura, esto no tiene nada de sostenible, por mucho que así lo digan los “oportunistas de internet”.

Pero vayamos por partes, el diccionario de la lengua Española define sostenibilidad como “Cualidad de Sostenible”, Wikipedia la define como “la existencia de condiciones económicas, ecológicas, sociales y políticas que determinen su funcionamiento de forma armónica a lo largo del tiempo y del espacio, satisfaciendo las necesidades de la actual generación sin sacrificar la capacidad de futuras generaciones de satisfacer sus propias necesidades. Es un término ligado a la acción del hombre en relación a su entorno, se refiere al equilibrio que existe en una especie basándose en su entorno y todos los factores o recursos que tiene para hacer posible el funcionamiento de todas sus partes, sin necesidad de dañar o sacrificar las capacidades de otro entorno.”

Una vez visto el concepto real de sostenibilidad, vemos que los remedios caseros como usar un producto ácido como el vinagre en limpieza no tiene nada de sostenible, daña a nuestro entorno aunque no lo parezca, es tan sencillo como saber las posible reacciones químicas al entrar en contacto diferentes pH sobre las superficies. Es evidente que si el vinagre fuera un producto de limpieza, los fabricantes lo usarían para fabricar sus productos, es más económico que formular limpiadores realmente ecológicos y sostenibles.

Para usar productos de limpieza ecológicos y sostenibles, existen criterios que deben de cumplirse, no se puede decir que un producto es ecológico porque hemos reducido la cantidad de fosfatos utilizados en su concentración, esto es oportunismo mercantil, siguen siendo fosfatos y siguen provocando la eutrofización de las aguas.

Los criterios realmente homologados y a seguir para que los productos de limpieza sean ecológicos y sostenibles son:

  1. Rendimiento del producto: debe de tener un rendimiento igual o mayor probado con los mismos criterios que los productos estándar en la misma categoría. Las pruebas de laboratorio deben demostrar que estos limpiadores son tan eficaces como cualquiera de los mejores productos del mercado usados para la misma finalidad.
  2. Deben de ser seguros para las personas que los usan y para las personas que habitan el entorno dónde son usados. Esto implica que no provocarán ningún tipo de toxicidad aguda o crónica, que una vez diluidos, los productos de limpieza no contendrán ningún material extremadamente tóxico y no deberán ser en absoluto tóxicos para los humanos ni contener productos reconocidos como materiales peligrosos por la OMS (Organización Mundial para la Salud) con un peligro para la salud superior a 2 en la escala de peligrosidad de productos químicos. La excepción serán los productos químicos considerados peligrosos que reaccionan durante la fabricación y proceso para producir un producto de reacción no peligroso y deben de cumplir con los siguientes niveles de toxicidad: toxicidad oral aguda> 5000 mg/kg y toxicidad cutánea aguda> 2000 mg/kg.
  3. Ningún producto para una limpieza ecológica sostenible debe de contener componentes carcinógenos, mutágenos y toxinas reproductivas reconocidas que puedan ser extremadamente dañinas para las personas que usaran estos productos de limpieza.
  4. Irritación de la piel y los ojos: los productos de limpieza ecológica no diluidos no serán corrosivos para la piel o los ojos ni causará daños irreversibles a la piel y los ojos.
  5. Fragancias: todas las fragancias utilizadas deben ser aprobadas por la Asociación Internacional de Fragancias (IFRA) con sede en Suiza.
  6. Colorantes: los productos de limpieza ecológica pueden usar sólo colorantes clasificados y reconocidos como de uso alimenticio y naturales aprobados como tales por el correspondiente ministerio en cada país.
  7. Inflamabilidad: los productos concentrados no se clasificarán como inflamables o combustibles y deberán de tener un punto de inflamación superior a 93ºC realizando la prueba de inflamación con el aparato de punto de inflamación con copa cerrada TAG (ASTM D56-05(2010)).
  8. Totalmente respetuosos con el medio ambiente: deberán de ser totalmente biodegradables. El producto debe demostrar una biodegradación fácil basada en las biodegradación acumulada de todos los componentes orgánicos que componen el producto de limpieza ecológico y cumplir con las condiciones de biodegradación acordadas a nivel mundial por la OCDE (Organización para la Cooperación y Desarrollo Económico Mundial).
  9. Contenido de Compuestos Orgánicos Volátiles (COV): no se usarán compuestos que agotan y deterioran la ya deteriorada capa de ozono, estarán libres de contaminantes atmosféricos peligrosos y si, una vez diluidos, emiten algún porcentajes de Compuestos Orgánicos Volátiles, cumplirán con las más estrictas regulaciones internacionales y regulaciones de cada país en esta materia.
  10. Ingredientes prohibidos: los productos de limpieza ecológicos no podrán usar bajo ningún concepto componentes en su formulación como metales pesados incluyendo plomo, cromo hexavalente o selenio o zinc, 2-butoxietanol, alquilfenoles etoxilados, fósforo, fosforescentes blanqueadores, amoniacos, destilados de petróleo, formaldehído, compuestos bio-acumulativos.
  11. Biodegradación acuática: el producto de limpieza ecológica, una vez diluido, debe demostrar una biodegradación acuática de acuerdo con las normas de la OCDE mediante los cálculos basados en las componentes químicos que lo componen individualmente con el fin de no provocar eutrofización de las aguas ni causar daños en el entorno acuático.
  12. pH: el pH del producto concentrado debe estar entre 2 y 11.5 a menos que pueda ser demostrado a través de pruebas que los productos fuera de este rango de pH no son corrosivos para la piel y los ojos.
  13. Respecto por los Animales: los productos de limpieza ecológicos no pueden ni deben ser usados en pruebas sobre animales, no se realizarán pruebas con animales en ningún producto terminado de una línea de productos de limpieza ecológicos y deben demostrar que una vez diluido no es tóxico para la vida acuática.

Y en cuanto a la parte económica, quizás uno de los factores todavía más importantes antes de que uno se decida por una limpieza ecológica y sostenible, los productos de limpieza ecológicos que realmente cumplan con los criterios correspondientes deben de:

  • Estar envasados en envases de material totalmente reciclado, tanto plástico como cartón.
  • Deben de ser altamente concentrados para evitar a posteriormente el uso de mucha agua.
  • Deben de ser igual o más efectivos que los productos de limpieza convencionales.
  • Deben de reducir el uso de producto químico real por Mt² comparado con los productos convencionales.
  • El producto debe de tener un precio competitivo para que a corto plazo la limpieza ecológica y sostenible resulte más económica que la limpieza convencional.

Aparte de los puntos mínimos exigidos en los productos de limpieza ecológica para poder considerar que Usted o una empresa está realizando realmente una limpieza ecológica y sostenible, existen más puntos a tener en cuenta, hemos visto en la definición de sostenibilidad que había bastantes más puntos a tener en cuenta y aquí, seguidamente, a modo de recomendaciones para que pueda tenerlas en cuenta, le ayudamos a cómo conseguir una limpieza ecológica, sostenible y una buenas prácticas de mantenimiento, rápido, fácil y que sea económica.

En el aspecto general:

  • Obtener el compromiso de la administración, los responsables en la toma de decisiones deben de ser los primeros involucrados en el objetivo de sostenibilidad.
  • Cree un equipo ecológico responsable de supervisar todo el sistema.
  • Lleve a cabo una inspección de las instalaciones para identificar las sustancias químicas, equipos, herramientas y los procedimientos actuales que no son considerados ecológicos y que pueden cambiarse de una manera fácil y convertirse en sostenibles.
  • Identifique a los ocupantes del edificio con necesidades especiales y sensibilidades (asma, alergias, sensibilidad química) para proceder a la eliminación de productos con fragancias y productos irritantes de limpieza como la lejía o el amoniaco.
  • Compruebe si hay grifos con fugas en todo el establecimiento para evitar la pérdida de agua innecesaria.
  • Anime a los ocupantes del edificio a apagar las luces cuando no sea necesario usarlas.
  • Cambie y limpie los filtros del sistema de calefacción y aire acondicionado regularmente.
  • Realice encuestas a los ocupantes sobre la satisfacción actual y sugerencias para el cambio a medida que vaya aplicando cambios en busca de una limpieza más ecológica y sostenible.
  • Fomente el uso de Equipos de Protección Individual en todo el personal que use químicos y de formación para un uso adecuado.
  • Forme adecuadamente a todo el personal en el uso de productos químicos y maquinaria.
  • Use sólo fregonas, mopas y bayetas de microfibra.

En los procedimientos químicos:

  • Utilice productos a base de agua frente a productos a base de solventes siempre que sea posible.
  • Usar sistemas de control de dilución.
  • Usar productos químicos concentrados antes que los listos para usar.
  • Use productos de limpieza ecológicos con certificados de empresas con reconocimiento a nivel mundial.
  • Limite la cantidad de químicos usados y use en lo máximo posible buenos limpiadores multiusos.
  • Limite la cantidad de desinfectantes usados, a veces con sanitizar es más que suficiente.
  • Use pulverizadores adecuados y que no formen “niebla” para reducir el riesgo de inhalación.
  • Tenga unos programas de mantenimiento de suelos, alfombras o moquetas y techos adecuado.
  • No use sistema de abrillantado y pulido de suelos como el cristalizado, es poco duradero y altamente tóxico ya sea mediante el producto (fluor-silicato) o mediante el polvo de la lana de acero.
  • Fomente el uso y el mantenimiento de los felpudos de la entrada para reducir la entrada de suciedad al interior en un 80%.
  • Implante programas de mantenimiento para sus alfombras y moquetas, programa de limpieza de mantenimiento y programa de limpiezas profundas, no espere a que las alfombras y moquetas estén totalmente sucias, contaminan el aire que respira.
  • Si hay algún derrame, límpielo inmediatamente.
  • Fomente procedimientos adecuados para el lavado de manos.
  • Use productos de limpieza que funcionen en agua fría.
  • Asegúrese de disponer de una ventilación adecuada cuando use productos químicos.

En sus baños y lavabos:

  • Disponga de un plan de limpieza para sus baños y lavabos con las zonas a limpiar, con qué, cuando y cómo hacerlo.
  • Use papel higiénico reciclado (20-60%) y si usa toallas (40-6%) fabricadas con materiales reciclados y sin cloro procesado.
  • Fomente el uso de dispensadores de manos libres de aire para el secado de manos.
  • Asegúrese de que los drenajes funcionen correctamente.
  • Use dispensadores de pañuelos y papel en rollo tipo jumbo.
  • Use bayetas de microfibra frente a toallas de papel o trapos de algodón.
  • Designe herramientas de limpieza para usar solo en los baños y utilice el código de colores de limpieza para limpiar en distintas zonas.

Recicle:

  • Llevar a cabo una encuesta de auditoría de residuos e iniciar un programa de reciclaje.
  • Intentar estandarizar el tamaño de los recipientes para el reciclado.
  • Fomentar el reciclaje de los papeles impresos y sus uso por la otra cara.
  • Limpie los contenedores de reciclaje diariamente.
  • Separar basura seca y húmeda

Los beneficios de una limpieza ecológica y sostenible son muchos, no lo dude, y a corto, medio y largo plazo mucho más beneficiosa que la limpieza convencional.

Nosotros podemos ayudarle en cuanto a los productos de limpieza ecológica comercial, limpieza ecológica de alfombras y moquetas y para implantar sistemas de abrillantado de suelos duros, no dude en contactarnos si desea ampliar cualquier información.